Tras la paralización de las obras públicas por la Emergencia Sanitaria en Corrientes y todo el país, este lunes retomaron los trabajos del Complejo Penitenciario Provincial que se levanta en San Cayetano, con todos los resguardos sanitarios para los obreros. En este marco, el ministro de Seguridad, Juan José López Desimoni, destacó que “la gran obra que está llevando adelante el Gobierno de Corrientes para el traslado de la Unidad Penal (UP) N° 1 a la nueva infraestructura que está construyendo en ese lugar, va a permitir un cambio de paradigma, pues la UP N°1 data del año 1888, en tiempos en que la ciudad Capital empezaba a tener una transformación”.

[FRASEDESTACADA1]

El funcionario indicó que los trabajos respectivos están avanzados en 54%% del proyecto y que con el mismo “vamos a cambiar el paradigma nuevamente de lo que es una Unidad Penitenciaria, ya sin muros, del modelo campus, con todas las condiciones que debe tener un establecimiento de este tipo, con talleres, ámbitos de perfeccionamiento. Verdaderamente estamos orgullosos de poder cambiar la historia en materia penitenciaria cuando este nuevo establecimiento esté concluido”.

 

Cabe recordar que el gobernador Gustavo Valdés había expresado en su discurso ante la Asamblea Legislativa el pasado 1 de marzo, que “la construcción de la Unidad Penitenciaria de San Cayetano va a ser un ejemplo para la región. Fue concebida con un diseño moderno, abierto, tipo campus, cumpliendo con las recomendaciones de las normativas nacionales e internacionales para personas en estado de reclusión”.

 

Agregó que “los antiguos pabellones comunitarios darán paso a celdas para dos personas. El predio de 20 hectáreas que permitirá alojar a 500 reclusos contará con biblioteca, talleres para oficios, aulas de capacitación, huertas, espacios para el desarrollo de los distintos credos y el deporte”.

 

El Mandatario provincial expresó así que “la idea es que quienes ingresen, una vez cumplidas sus penas, egresen como mejores personas y que no vuelvan a delinquir nunca más”. Además, esta obra tendrá el más alto nivel de tecnología en Video-vigilancia (150 cámaras) on line, sistema contra incendio y equipamiento sanitario propio, evitándose traslados inseguros.

 

En la mañana de este lunes, previo al inicio de las tareas, se entregó a los trabajadores elementos de prevención como ser mascarillas y guantes, además de controlarles la temperatura a fin de tomar los máximos recaudos tendientes a prevenir cualquier posibilidad de contagios de Coronavirus.

 

Por su parte, el ministro López Desimoni reiteró que “es un esfuerzo importante del Gobierno provincial con recursos del pueblo de Corrientes, para quienes están cumpliendo su condena allí lo hagan en la forma adecuada”, y añadió que ese cambio también necesitará que los penitenciarios hagan cursos de capacitación para poder desarrollar la tarea en ese nuevo lugar. Asimismo, “el Estado con convicción y con compromiso seguirá avanzando para que el Servicio Penitenciario sea cada día más profesional y tengas las mejores condiciones”, finalizó.

 

 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Comentarios