Desde la Federación Empresarial de Corrientes (FECORR), adherimos a la decisión del Gobierno de la Provincia de Corrientes de flexibilizar la cuarentena con la reanudación, restringida y bajo estrictos protocolos sanitarios, de la actividad de los comercios minoristas en la Provincia, y su implementación llevada adelante por la Municipalidad de Corrientes. Entendemos que la situación de las pequeñas y medianas empresas es prácticamente terminal, por lo que esta flexibilización llega en un momento crítico, ya que si no nuestras pymes no tendrían más posibilidades de seguir trabajando.

[FRASEDESTACADA1]

Muchos de los comerciantes minoristas además de permanecer cerrados y por ende no poder vender, soportan costos fijos importantes y tienen el problema de que si no fuera por la ingente tarea del Banco de Corrientes S.A., no hubieran accedido a los préstamos que la asistencia oficial dispuso a través de la banca privada, y eso suma aún más a la difícil situación económica y financiera.

 

Consideramos que hacía falta reactivar el comercio, por lo menos con este esquema restringido, ya que ayuda al comerciante a reanudar sus ventas y sus ingresos, para así tratar de atenuar los efectos del corte de la cadena de pagos que se ha dado en estos días de cuarentena. Además recordamos que nuestras pymes llegan a esta situación crítica actual muy castigadas con una recesión de magnitud, con una presión tributaria y costos laborales que ya tornaban prácticamente inviable su sustentabilidad.

 

Es por ello que, desde FECORR somos conscientes de la importante decisión que adoptó el Gobernador Gustavo Valdés el pasado domingo 26 de abril, por lo que reiteramos nuestro compromiso de cumplir y hacer cumplir, a través de todos nuestros asociados, los protocolos de distanciamiento social, de prevención y de seguridad sanitarias establecidos para esta flexibilización.

 

Pero también queremos llamar a la responsabilidad ciudadana bregando para que la población en general siga cumpliendo con el aislamiento social obligatorio, y en caso de ser indispensable su circulación, lo haga estrictamente a los destinos para los cuales está autorizada; también instamos a que la ciudadanía continúe realizando el distanciamiento social y los protocolos de prevención y seguridad sanitaria.

 

De esta forma, si -en un claro ejercicio de responsabilidad ciudadana, personal e intransferible- sabemos administrar la flexibilidad otorgada, seguramente podremos volver cuanto antes a la normalidad de nuestras vidas, sin tener que lamentar efectos irreversibles en la salud y economía de nuestros comprovincianos.

Etiquetas
¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Comentarios