El Consejo Superior de la UNNE se reunió de manera virtual, debido al aislamiento social por el Covid-19, y en ese contexto la Rectora, profesora María Delfina Veiravé, resaltó la respuesta de los distintos actores de la Universidad ante la coyuntura, en estrecha colaboración con organismos gubernamentales. "La Universidad no estuvo parada en la pandemia" señaló y destacó en especial el acompañamiento a los estudiantes en situación de vulnerabilidad. Consideró que no es posible prever aún el regreso a la actividad académica normal.

[FRASEDESTACADA1]

El Consejo Superior de la UNNE se sumó a la modalidad virtual para poder realizar su segunda sesión ordinaria, la primera luego que se decretara la medida de aislamiento social en el país.

 

Esta novedosa forma de sesionar, la primera vez en la historia de la Universidad en modalidad virtual,  estuvo respaldada por la Resolución N°877/2020 mediante la cual se incorporó a las sesiones virtuales en el Reglamento Interno del Consejo Superior de la UNNE.

 

En la apertura de la sesión virtual, la Rectora brindó su habitual informe en que resume novedades, acciones, proyectos en los que se encuentra trabajando la Universidad.

 

En esta oportunidad, dicho informe fue brindado a través de la plataforma virtual y con los consejeros participando de manera remota, y estuvo exclusivamente centrada en la situación generada por la pandemia que alteró la vida normal en el mundo.

 

"Quiero destacar la respuesta de toda la Universidad ante la emergencia" dijo la profesora Veiravé y agregó que la pandemia puso a la UNNE frente al desafío de resolver de una manera nueva los distintos aspectos que hacen al funcionamiento de una Universidad.

 

Sostuvo que se pudo comprobar una gran solidaridad entre los diversos actores de la comunidad universitaria en las decisiones y acciones que se fueron tomando para garantizar el funcionamiento de la Universidad.

 

También reconoció la “solidaridad” hacia el afuera, con la sociedad y distintos organismos de gobiernos, fuerzas vivas e instituciones que trabajan en el abordaje de la actual pandemia y que tuvieron un respaldo y acompañamiento por parte de la UNNE.

 

“La Universidad no estuvo parada en la pandemia” reiteró la profesora Veiravé.

 

En especial destacó que a la UNNE le importa seguir garantizando la salud de la comunidad universitaria, que tiene más de 60 mil estudiantes y más de 6 mil Docentes y No Docentes.

 

 “No tenemos casos de covid-19 en la institución, no es un dato menor,  y eso habla en gran medida de la manera en que venimos trabajando con la comunidad universitaria” expresó.

 

PERSPECTIVAS

 

“No es posible una previsión en lo inmediato de cuando podremos volver a clases” señaló la Rectora y acotó que es una situación que se está analizando junto a distintos organismos, como el Ministerio de Educación de la Nación y la Secretaría de Políticas Universitarias,  pero no hay precisiones que permitan avizorar el regreso a la actividad académica.

 

Consideró que es desigual la situación sanitaria en las provincias de Chaco y Corrientes, será un elemento clave para la UNNE al momento de decidir el regreso a la normalidad de las actividades institucionales.

 

Pero expresó que en estos dos meses se avanzó mucho en el trabajo institucional en todas las funciones: como docencia, investigación, extensión y gestión.

 

Al respecto, sostuvo que pese a no contar con la posibilidad de actividades presenciales, la Universidad está pudiendo garantizar sus funciones centrales y consideró cumplido el desafío de transferir en poco tiempo una educación basada en lo presencial a la modalidad exclusivamente virtual.

 

Recordó que para garantizar la trayectoria académica de los estudiantes de la UNNE se resolvió exceptuar del requisito de la regularidad del año 2019 para los alumnos que estén en esa situación, para que puedan continuar sus actividades académicas de forma regular en todo el año 2020.

 

También se dispuso la implementación de defensas de tesis, pues el reglamento no se preveía esta modalidad en la UNNE.

 

ATENCIÓN DE ESTUDIANTES

 

En relación a los estudiantes, expresó  que "nos hemos ocupado desde el primer momento en las necesidades que fueron teniendo en el marco de la pandemia” y mencionó las distintas becas y ayudas económicas que permitieron atender la situación de los alumnos de mayor vulnerabilidad.

 

Mencionó el caso de los estudiantes que no pudieron regresar a sus lugares de origen tras el dictado del aislamiento obligatorio, y comentó que se hizo un relevamiento de estudiantes que quedaron “varados” y que estaban en situación económica compleja.

 

Para ellos se dispuso una ayuda económica a un grupo de más de 100 alumnos en esa situación.

 

Se avanzó asimismo en la creación de las "becas de conectividad" para facilitar el acceso a internet de estudiantes de bajos recursos. Se brindará una ayuda económica a 781 alumnos, por seis meses.

 

Destacó la tarea de las Secretarías de Asuntos Estudiantiles de las facultades para avanzar de manera más rápida en la acreditación de las becas que anualmente se destinan a estudiantes En ese aspecto, detalló que cerca de 2.700 estudiantes están siendo alcanzados por las distintas líneas de becas de la Universidad.

 

También se atendió la situación de alumnos extranjeros de movilidad estudiantil que estaban en Corrientes y Chaco, a quienes se benefició con una ayuda económica extraordinaria.

 

En este aspecto, comentó que desde el área de Cooperación Internacional se mantuvieron reuniones virtuales con representantes de organismos internacionales como AUGM y OUI, pues la UNNE tiene docentes y estudiantes en otros países, y además antes de la pandemia había recibido docentes y estudiantes de movilidad internacional.  Se avanzó así en un seguimiento de los docentes y estudiantes en movilidad.

 

EL APORTE DE LA UNNE EN LA PANDEMIA Y LA VIRTUALIDAD

 

Durante la sesión, la Rectora hizo un detallado repasó de las numerosas medidas y acciones de la UNNE en el marco de la emergencia, que fueron desde la compleja tarea de masificar la virtualidad en el dictado de las carreras, así como la colaboración de investigadores, docentes, no docentes y alumnos con los organismos gubernamentales encargados de las medidas de abordaje de la pandemia.

 

“El compromiso social se ha manifestado desde el primer momento, y han surgido iniciativas voluntarias de poner al servicio la institución a las necesidades que fueron surgiendo, en especial en el aspecto sanitario” señaló.

 

También durante su informe, la Rectora resaltó la decisión institucional tomada en forma conjunta con unidades académicas de mantener el calendario académico en medio de la pandemia, e ir tomando las medidas necesarias para adecuar el cronograma académico, de acuerdo a las particularidades de cada carrera.

 

 “Este vínculo con nuestros estudiantes también forma parte de nuestro compromiso con la sociedad en este momento de tanta incertidumbre” dijo.

 

ACOMPAÑAMIENTO

 

Por último, la Rectora volvió a mencionar el actuar de la Universidad ante la pandemia y expresó que “la coyuntura nos mantiene pensando todos los días de que manera seguir funcionando y garantizando que la Universidad siga cumpliendo la función que la sociedad nos está demandando” manifestó.

 

Señaló que todas las Secretarías Generales de la UNNE, en articulación con las unidades académicas,  han desarrollado un plan de contingencia, con directrices de las acciones a implementar en esta coyuntura, y de esa forma garantizar la continuidad de distintas actividades, proyectos y programas.

 

La Rectora consideró que la actual coyuntura por la emergencia puede tomarse como el momento de posicionar a la Universidad en el lugar en que tiene que estar.” Tenemos trayectoria, calidad y compromiso para lograrlo. Se siente además el respaldo de los distintos actores.

 

“Lo que queda es que estamos viviendo una crisis, y las crisis generan oportunidades. Ello puede motivar cambios para mejoras en la forma en que estábamos viviendo” finalizó.

 

 APROBACIÓN DE RESOLUCIONES

 

Durante la sesión virtual del Consejo Superior de la UNNE, se aprobaron una serie de resoluciones de funcionamiento tanto administrativo y académico que estaban ad referéndum del Consejo Superior.

 

Los integrantes del órgano directivo se refirieron al desafío de trabajar en la actual situación de emergencia para adaptar el funcionamiento de la Universidad, y señalaron que será un desafío también el momento de volver a la normalidad.

 

Indicaron que  no debería desaprovecharse todo lo logrado en este tiempo, como la virtualidad y el uso de nuevas tecnologías, para mantenerse en el tiempo.

 

Asimismo, celebraron la articulación lograda por las distintas áreas de la Universidad en la tarea de ir delineando las decisiones que se fueron tomando durante la emergencia.

 

 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Comentarios