Eduardo Tassano encabezó el acto de inauguración del santuario, erigido en avenida Raúl Alfonsín y Niño Jesús, a pocos metros de la parroquia. De esta manera, la gestión municipal avanza en la conversión de espacios públicos, transformando a Corrientes en una ciudad sustentable. “Trabajamos en este programa de minibasurales con el que ya hemos erradicado más de 500”, afirmó el intendente.

[FRASEDESTACADA1]

El intendente Eduardo Tassano inauguró este jueves una gruta de la Virgen de Itatí en una esquina de la avenida Raúl Alfonsín y Niño Jesús, a pocos metros de la parroquia del mismo nombre, donde durante mucho tiempo hubo un minibasural.

 

A partir del trabajo perteneciente al programa de mitigación de minibasurales desarrollado por la Municipalidad, los vecinos del barrio Niño Jesús cuentan ahora con un lugar amigable y sustentable.

 

En la ocasión, el párroco Esteban Gamarra bendijo y la imagen de la Virgen Morena: “Esta es una esquina muy próxima a la iglesia del barrio y los vecinos nos decían que hacía más de 15 años era un lugar elegido para tirar basura libremente. Nuestro equipo de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, junto al padre Esteban, convino hacer una gruta en este espacio, como ya lo hemos hecho en varias esquinas de la ciudad”, expresó el intendente, quien fue acompañado por el secretario del área, Javier Rodríguez.

 

A su vez, Tassano dejó en claro que uno de sus ejes de gestión es transformar a Corrientes en una ciudad sustentable: “Trabajamos en este programa de minibasurales con el que ya se han mitigado más de 500”, aseveró.

 

Como ocurre en cada una de las recorridas y actividades lideradas por el intendente, se acercó a dialogar con las familias de la zona: “Los vecinos están agradecidos; ellos estaban muy preocupados por este tema del basural. Este punto está muy próximo a la parada de colectivos y ellos van a referenciarlo, de ahora en más, como la esquina de la gruta”, celebró.

 

COMPROMISO VECINAL

 

A su turno, el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable describió que “después de estar varios días guardando estricta cuarentena, salimos con los equipos de mitigación de minibasurales, respetando el protocolo por el Covid-19, para cumplir con el objetivo de contar con un nuevo espacio recuperado, en este caso, para la feligresía de la parroquia del Niño Jesús”.

 

Rodríguez destacó el aporte de los vecinos y la comunidad religiosa del barrio: “Estuvo trabajando con nosotros el párroco en esta idea que trajeron los vecinos de armar una gruta para que este lugar, que antes era un minibasural, se convierta en un espacio de oración y un punto de referencia para las personas que vienen a la iglesia”, valoró.

 

“Venimos trabajando sobre un universo de 500 minibasurales en la ciudad. Este tipo de conversión por espacios amigables ya alcanza los 50 puntos, tienen distintas variantes, como en este caso que es una gruta de la Virgen de Itatí”, reseñó el funcionario municipal.

 

Por último, redobló la apuesta y ratificó que la Municipalidad continuará trabajando intensamente en este tipo de tareas: “Sabemos que es una labor ardua, pero estamos convencidos de que este es uno de los mecanismos que tenemos para mitigar esta problemática urbana de los minibasurales”, aseguró Rodríguez.

 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Comentarios