Un estudio con participación de investigadores del Laboratorio de Evolución de Vertebrados y Ambientes Cenozoicos (“CECOAL”, UNNE-CONICET) logró describir una nueva especie de armadillo, denominada Prozaedyus scillatoyanei. El fósil tiene 9 millones de años, lo cual confirma que el linaje habría logrado perdurar mucho más de lo pensado con anterioridad, y además que su distribución geográfica no habría estado limitada a áreas patagónicas. Podría tratarse del armadillo más pequeño conocido.

[FRASEDESTACADA1]

Prozaedyus es un género extinto de armadillo (Xenarthra), considerado como uno de los miembros más basales del grupo conformado por los armadillos, que incluyen a las especies actuales comúnmente conocidas como "Tatús peludos" o "piches".

 

Hasta ahora, los fósiles de las especies de Prozaedyus se habían encontrado principalmente en la Patagonia, y se creía que habían desaparecido hace aproximadamente unos 15 millones de años (Mioceno temprano-medio).

 

Sin embargo, una investigación publicada en el “Journal of South American Earth Sciences” aportó novedosos hallazgos para el género Prozaedyus.

 

En el estudio se describe un ejemplar correspondiente a nueva especie de Prozaedyus proveniente de la provincia de San Juan, donde fue encontrado, con una antigüedad de 9 millones de años (Mioceno tardío).

 

La antigüedad del fósil permitiría confirmar que el linaje habría logrado perdurar mucho más de lo pensado con anterioridad, y que su distribución geográfica no habría estado limitada a áreas patagónicas.

 

En los hallazgos paleontológicos muchas veces se destacan los descubrimientos de restos más antiguos, pero en este caso lo novedoso es justamente la menor antigüedad del ejemplar descubierto.

 

“El nuevo armadillo revela una inesperada historia evolutiva del singular linaje Prozaedyus” según destacan el becario doctoral Daniel Barasoain  y el Dr. Alfredo Zurita, autores del estudio e investigadores del Centro de Ecología Aplicada del Litoral (CECOAL-CONICET-UNNE) y de la Facultad de Ciencias Exactas, Naturales y Agrimensura (Universidad Nacional del Nordeste)

 

En el proyecto participaron además el Dr. Víctor H. Contreras, del Instituto de Geología "Dr. Emiliano P. Aparicio" y los departamentos Geología y Biología de Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (Universidad Nacional de San Juan); y el Dr. Rodrigo L. Tomassini del Instituto Geológico del Sur (INGEOSUR) y el Departamento de Geología de la Universidad Nacional del Sur y CONICET.

 

El becario doctoral Barasoain señaló que uno de los aspectos más interesantes observado en el fósil descripto, es que pese a ser más moderno, la anatomía del ejemplar estudiado presenta características mucho más "primitivas" que sus parientes más antiguos, lo que quedó reflejado en un análisis filogenético llevado a cabo por los autores.

 

Detalló que el cráneo y la dentición están adaptados a una dieta omnívora/carnívora similar a la de los piches actuales, contrariamente a las especies patagónicas de Prozaedyus, interpretadas como insectívoras.

 

Los autores del estudio resaltaron que con un cráneo de aproximadamente 3 centímetros de largo, también destaca por su pequeño tamaño, “compitiendo por el título al armadillo más pequeño conocido”.

 

La nueva especie se denominó como Prozaedyus scillatoyanei, homenajeando al Profesor Dr. Gustavo J. Scillato-Yané, gran referente en el estudio de armadillos fósiles.

 

La reconstrucción de la nueva especie fósil fue elaborada por el técnico asistente Pedro Cuaranta, de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE (FaCENA).

Etiquetas
¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios