Con total éxito se llevó a cabo la segunda jornada en el marco de la capacitación en Perspectiva de Género desde la Cámara que preside Pedro Cassani. Cientos de asistentes virtuales ponderaron el nivel de la disertación sobre "violencia física". La próxima será el 23 de septiembre, y el tema a abordar entonces será: "violencia psicológica".

[FRASEDESTACADA1]

“Lo importante es el compromiso de todos los actores que vamos concientizando. Este proceso nos va consolidando en el camino de buscar una sociedad menos violenta”, dijo Pedro Cassani al finalizar la segunda jornada en el marco del Ciclo de Perspectiva de Género que se lleva adelante desde la cámara de Diputados que preside, en cooperación con la Asociación Mujeres Jueces de Argentina –AMJA-.

 

El legislador aseguró que “ir dejando una cultura patriarcal donde el varón era, en el trato, superior a la mujer,  es una tarea que nos convoca a todos, sin excepción”, dijo para agradecer a la vicepresidente de AMJA Martha Altabe de Lértora la posibilidad de contar con especialistas de lujo en la materia, como lo fue en esta oportunidad, la Dra. Maria Laura Altamiranda, jueza de Buenos Aires.

 

El tema desarrollado en esta ocasión fue “Violencia Física”, como parte del programa que comenzó con las generalidades de normativas de protección a la mujer, antecedentes e implicancias de la denominada “Ley Micaela”, a la cual Corrientes está adherida.

 

Los Concejos Deliberantes de la provincia, y ciudadanos en general, siguieron la charla vía online, donde pudieron dejar sus preguntas, las que fueron respondidas por la moderadora Martha Altabe y la misma disertante desde Buenos Aires.

 

Respetándose los protocolos sanitarios, diputados de diversas bancadas y personal de Diputados asistieron al encuentro desarrollado en el recinto.

 

El titular de Diputados, remarcó al dejar inaugurada la charla que la “Micaela”, a la cual Corrientes está adherida,   constituye una verdadera herramienta para transitar le camino de la concientización y de generar nuevos valores en nuestra sociedad".

 

En ese sentido acotó que "más allá de la obligatoriedad que establece la ley, respecto de la capacitación que debemos llevar adelante en los tres poderes, es una invitación para que, formándonos nosotros, con herramientas nuevas, con una visión distinta, podamos practicarlo cada uno de nosotros en el ámbito donde se desarrolla, comenzando -obviamente- en nuestros propios hogares y en la cultura".

 

Por su parte, la juez Altabe de Lértora, reiteró su concepto de que "no hay otro ejemplo de que una Cámara legislativa se ponga específicamente a trabajar, -con una asociación especializada en la promoción y defensa de los derechos de las mujeres- para capacitar en perspectiva de género".

 

“Las conductas deben comenzar por nuestra casa”, reafirmó.

 

Vale mencionar que la próxima charla será el 23 de septiembre, en la misma modalidad –virtual-, con la temática: “violencia psicológica”.

 

Tanto la presidente de la Banca de la Mujer Lucía Centurión, como la coordinadora del encuentro Evelyn Karsten se mostraron satisfechas con la jornada.

 

El violentómetro

 

Las juezas de AMJA, utilizan en sus capacitaciones, el violentómetro, una herramienta que permite a las mujeres estar alertas y detectar cualquier manifestación de violencia por parte de sus parejas, así como en ámbitos sociales, laborales y familiares de manifestaciones sutiles de violencia como bromas, chantajes, celos, y humillaciones en público: posteriormente, manoseos, caricias agresivas, golpes “jugando”, empujones, jalones, y en el último rubro, amenazas con objetos o armas, amenazas de muerte, abuso sexual y violación, hasta llegar al asesinato.

 

Se trata de un material gráfico en forma de regla para su medición. Cuenta con tres niveles diferentes de colores, que son escala de violencia y a cada uno se le atribuye una situación de alerta.

 

Comienza el mismo con bromas hirientes, sigue con chantajes, mentiras, engaños, y llegando a los últimos escalones (son 30 en total) con  violación, mutilación y asesinato.

 

El círculo de la violencia

 

Según lo explicado, en la charla,  la violencia contra las mujeres tiende a presentarse de forma cíclica, intercalando períodos de calma y afecto hasta situaciones que puedan poner en peligro la vida.

 

Tal dinámica advierte el establecimiento de un vínculo de dependencia, emocional y posesión difícil de romper, tanto para el agresor como la víctima.

 

Las etapas cíclicas son: tensión, agresión y conciliación.

 

“Para romper ese círculo es necesario que la víctima sea consciente de su situación. A partir de ese reconocimiento será posible que se le pueda proporcionar ayuda tanto moral, como profesional. Hay que denunciar y pedir ayuda”, aseguran.

 

Las leyes

 

La provincia de Corrientes sancionó la Ley 6527 de Adhesión a la Ley Micaela, de capacitación obligatoria en género para  todas las personas que integran los tres  poderes del estado.

 

Por otro lado, la Ley Nacional 26485 de Protección Integral a las Mujeres, establece la prevención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales.

 

Donde acudir

 

El Centro de Atención Jurídica Integral a Víctimas de Violencia de Género, dependiente del Ministerio de Justicia y DDHH,  tiene una guardia permanente a través del número de teléfono 3794 530 311, donde del equipo  interdisciplinario  trabaja las 24 horas.

 

Además se habilitó la posibilidad de hacer denuncias a través de la web “No estás sola" (http://www.noestassola.com.co/

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios