El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés confirmó que obtuvo el apoyo de la Nación para contribuir con brigadistas y equipamiento destinados a combatir los diversos focos de incendios que se suceden a lo largo del territorio provincial. Indicó además que la Provincia subsidiará los cuarteles de bomberos voluntarios de las distintas localidades a fin de que cuenten con los recursos necesarios para la difícil tarea que realizan en un escenario donde el fuego encuentra un clima propicio para su rápida propagación. “Tenemos que tener mucho cuidado”, alertó y dijo que “estamos haciendo un gran esfuerzo”, indicando que se suman al combate un avión hidrante y ayuda desde la provincia de Misiones.

[FRASEDESTACADA1]

El mandatario provincial dijo a la prensa que “estamos en una época de seca extraordinaria, sobre todo en la zona norte de la provincia y tenemos que tener mucho cuidado, porque la cuestión climática es complicada con muchos días sin llover, haciendo muy volátil nuestros bosques y cualquier chispa se convierte en sumamente peligrosa para la población, la forestación y la economía”.

 

Luego, Valdés se refirió a las gestiones que encaró para reforzar el denodado combate que bomberos realizan para sofocar las llamas, las cuales ya provocaron consecuencias en varias localidades, durante las últimas horas.

 

“Ayer hablé con el ministro (de Ambiente de la Nación, Juan) Cabandié y nos mandaron como apoyo 40 brigadistas y una autobomba, además la provincia de Misiones también está colaborando”, señaló cuando dialogó con los periodistas que fueron este viernes hasta la Escuela Alfonsín del barrio San Gerónimo, donde Valdés entregó notebooks a los alumnos.

 

Y agregó que “estamos haciendo un gran esfuerzo con avión hidrante, pero vemos que otras provincias tienen una situación muy compleja también y eso hace que todos los recursos para contener el fuego estén disponibles, pero se tiene que distribuir en toda la Argentina y eso nos complica la ayuda, por lo que estamos pasando por un momento difícil”.

 

Anunció así que “vamos a convocar a los bomberos voluntarios y distribuir subsidios para seguir acompañándolos”, asegurando así que “ayer le di instrucción al Director de Defensa Civil, Eulogio Márquez de reforzar todos los cuarteles”.

 

Compleja situación y trabajo intenso de bomberos

El funcionario describió el complejo panorama que se sucede con varios focos en varias localidades de Corrientes en las últimas horas, remarcando que “a lo largo de la ruta provincial 119 estamos teniendo los perores incendios”.

 

“En los últimos días tuvimos bastantes incendios importantes, uno de ellos en la Reserva San Cayetano, que ayer nuevamente se quemó y donde trabajaron bomberos voluntarios de Riachuelo y Capital, principalmente defendiendo las casas que se encuentran alrededor. Además hubo incendios en Santa Ana, zona del Ingenio, donde se quemaron pastizales y forestación”, relató Márquez. Señaló que combatieron estos incendios, bomberos de la Policía de Corrientes y bomberos voluntarios de Paso de la Patria, Santa Ana y Capital. Y que los mismos se pudo controlar totalmente.

 

El funcionario provincial agregó que “desde anoche y siguen trabajando ahora bomberos voluntarios de Santa Ana y Paso de la Patria a la vera de la ruta provincial 9, que une Paso de la Patria con San Luis del Palmar”. Mientras que “Itatí ayer tuvo incendios de campos, que por suerte se pudo controlar y extinguir, en El Sobrero hubo un incendio en un importante establecimiento ganadero, donde el fuego se extendió sobre unas 3 mil hectáreas, llegando muy cerca a la población, donde peligró la estación transformadora, pudiéndose controlar y estando hoy prácticamente sofocado, pero quedan pequeños focos que se reavivan por los vientos”. Allí tuvieron que ir bomberos de la Policía y bomberos voluntarios de Empedrado, señaló.

 

En tanto, en Rincón de Ambrosio, San Lorenzo - continuó detallando Márquez - hubo un incendio de campo, donde acudieron bomberos voluntarios de San Lorenzo y Saladas. También en Saladas, sobre la Ruta 12, camino a San Roque hubo incendios de campo en la zona de El Fortín, al igual que en una forestación de Pindapoy, el cual pudo ser controlado por los bomberos voluntarios de Saladas, que “es el cuartel más importante de la zona”.

 

A su vez, en Colonia Tatacuá, los bomberos voluntarios de allí trabajaron todo el día en incendios de campo, forestal y de aserraderos, quienes fueron auxiliados sobre la tarde/noche por bomberos voluntarios de Goya, continuó detallando.

 

“En Santa Rosa tuvimos incendios muy importantes, primero fue en la zona de El Caimán, con un incendio forestal que llegó hasta el paraje Batará, donde se transformó en un incendio de banquina. Allí se evacuó preventivamente a dos familias, pero no se llegaron a quemar sus casas. Y ayer comenzó un incendio en un aserradero dentro de la localidad, el cual pasó por arriba de la Ruta 118 y quemó cuatro viviendas, luego pasó a zona de campos y se transformó en incendio forestal, siendo bastante importando y donde trabajaron bomberos voluntarios de Santa Rosa y Concepción, quienes luego fueron apoyados por dotaciones de Loreto, Santa Lucía, Saladas, Esquina y Tatacuá. Hoy todavía allí quedan pequeños focos que están controlados y se está haciendo un trabajo de remoción de escombros, porque en los aserraderos, por más que se apague el fuego, debajo quedan prendidos”, indicó Márquez.

 

Y agregó que “también tuvimos fuego en General Paz, zona de Lomas de González, con incendios de campo que peligraron algunas viviendas. Allí bomberos voluntarios de Caá Catí lograron sofocar las llamas sin que se hayan lamentado pérdidas en viviendas”.

 

“En Mburucuyá tuvimos incendios de campo, trabajaron allí bomberos voluntarios del lugar que pudieron sofocarlos, mientras que en Paso de la Patria hubo una casa que sufrió el siniestro del fuego”, continuó detallando.

 

Ante este complejo panorama, el Director de defensa Civil de la Provincia, explicó que “estamos atravesando una sequía muy importante, no hay lluvias ni tormentas, no hay rayos ni centellas, nada que pueda prender el fuego en el campo, entonces sólo puede ser porque interviene la mano del hombre, de distintas maneras, desde arrojar un cigarrillo o un vidrio que hace de lupa y prende fuego. Si a esto le sumamos las altísimas temperaturas que tenemos, superiores a los 42 grados, más el viento norte caliente, es un combo muy peligroso”.

 

Cabe señalar que en este contexto está prohibido hacer fuego en zonas rurales y en los casos permitidos es por las condiciones de humedad que aportan las precipitaciones de las distintas regiones. Para determinar ello, el Ministerio de Producción de Corrientes publica diariamente un cuadro en el que se determina el peligro de incendios. Es así que los lugares que presentan un índice bajo o moderado, está permitido y queda prohibido cuando el peligro es alto, muy alto o extremo.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios