El próximo jueves 8 de octubre dará inicio la edición 2020 de la Cátedra Libre de Derechos Humanos y Participación Ciudadana de la Universidad Nacional del Nordeste. Un espacio generado por el Centro de Estudios Sociales (CES) y la Facultad de Humanidades de la UNNE que tiene como objetivos fundamentales que los y las cursantes puedan lograr constituir un espacio académico interdisciplinario, transversal y participativo, que aporte a la formación integral; las actividades de investigación y extensión de la UNNE, en términos de reflexión, intercambio y difusión de temáticas relativas a Derechos Humanos.

[FRASEDESTACADA1]

Las clases virtuales se dictarán vía ZOOM de la Facultad de Humanidades y los encuentros serán semanales, todos los jueves de 16,30 a 18 horas.

 

Las personas interesadas en inscribirse deben completar el formulario que encontrarán en el siguiente enlace: https://n9.cl/bv2c. Para más información y /o consultas: catedraddhh@unne.edu.ar ó www.facebook.com/CES-Centro-de-Estudios-Sociales.

 

La cátedra

La Cátedra Libre de Derechos Humanos y Participación Ciudadana fue creada en el 2011, por Resolución N º 6227/11 R y Nº 124/12 del Consejo Superior de la Universidad, en el marco del Convenio de Cooperación entre la UNNE y el Comité de Defensa de la Ética, Salud y los Derechos Humanos (CODESEDH).

 

Desde 2016, la cátedra pasó a formar parte de la estructura del Centro de Estudios Sociales (CES-Unne), que tiene como una de sus líneas prioritarias la participación ciudadana en la región.

 

Se trata de una propuesta gratuita y propone una formación integral en la temática. Está destinada a estudiantes, docentes y graduados universitarios, profesores de escuelas medias, miembros de organizaciones políticas y sociales, funcionarios estatales y público en general.

 

“No es un esquema tradicional de clase magistral, es un intercambio de saberes, de experiencias, donde cada uno/a puede contar lo que conoce, hace, etc.”, explican sus organizadores e invitan a participar de esta edición.

Cabe destacar que su Consejo Académico está conformado por el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, reconocido activista argentino destacado como defensor de los derechos humanos y del derecho de libre autodeterminación de los pueblos; y otros destacados profesionales y docentes locales.

 

Norberto Liwski, educar desde la vida

El responsable de la Cátedra Libre de Derechos Humanos y Participación Ciudadana de la UNNE tendrá a su cargo la clase del próximo jueves 15 de octubre. Pero las enseñanzas que comparte, son testimonio de su vida.

 

Norberto Liwski es médico egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de La Plata, pero su vocación estuvo siempre puesta en el compromiso ciudadano, la responsabilidad civil, la lucha social, la liberación nacional y los Derechos Humanos.

 

“El fútbol, la militancia estudiantil y la muchachada del barrio, se fueron mezclando con la política y en este punto tuve una única y permanente definición; caminar junto al pueblo, con los más humildes, con los trabajadores por la liberación nacional y social”, escribió en su página web donde resume su historia de vida (http://norbertoliwski.com.ar/historia-de-vida/)

 

Ya en la escuela secundaria inició ese camino, elegido por sus compañeros para distintos espacios de representación. Tal como sucedió luego en la Universidad donde, desde su rol de delegado, asumió la toma de la Facultad con exigencias que iban desde el cambio del Plan de Estudio hasta la renuncia del Decano.

 

La lucha universitaria se unió al calor de las movilizaciones obreras en la histórica huelga de los trabajadores en huelga del frigorífico Swift de Berisso.

 

El Golpe de Estado contra el Presidente Illía, lo encontró luego en la Plaza de Mayo para repudiar a los golpistas.

 

“De la resistencia peronista el camino que condujo a la CGT de los Argentinos y el Congreso Normalizador de la CGT en Huerta Grande, fueron los lugares de identificación”, asegura en torno a sus bases sindicalistas.

 

El Cordobazo, el Correntinazo, y otras puebladas que dejaron nuevos mártires, como Santiago Pampillón en Córdoba, Juan José Cabral en Corrientes, marcaron a Liwski de modo tal que se destacó en su acto de graduación de la Facultad de Medicina, jurando no solo por Hipócrates sino también por “nuestros compañeros asesinados por la Dictadura”.

 

Como tantos jóvenes de esa generación atendió el llamado a ser protagonistas de ese tiempo. Y allí comenzó su participación activa en la lucha por los DDHH: desde el Movimiento de Derechos Humanos que tenía como principal objetivo la libertad de los presos políticos y la denuncia de las torturas y arrestos ilegales.

 

Perseguido y hostigado desde ese momento, continuó su camino de lucha y compromiso. Su testimonio fue registrado en la CONADEP y mereció un espacio en el histórico Libro «Nunca Más».

 

A las pocas semanas de recuperar su libertad y en los finales de la Dictadura, regresó a la vida desde su lugar profesional y con sus convicciones sociales y políticas intactas. Organizó el Centro de Salud en el Barrio Conet de Isidro Casanova y en cooperación con la comunidad de Guadalupe junto al magnífico grupo de curas Salesianos, y participó activamente en la fundación del CODESEDH, militó en la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, colaboró activamente con Abuelas de Plaza de Mayo, reconstruyó vínculos interrumpidos por la Dictadura Cívico Militar, entre otros, con los compañeros obreros rurales, compañeros y compañeras de los hospitales públicos, entre otros muchos espacios.

 

Asumió funciones en el ámbito Nacional y Provincial, en áreas marcadas por las políticas públicas hacia la niñez y la adolescencia en las diferentes esferas de la salud, el desarrollo social. Participó activamente en los debates que acompañan internacionalmente el nacimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño y en la Argentina, el camino que conducirá años después a la construcción de una nueva legislación basado en el enfoque de Derechos Humanos, y que se plasmará en las legislaciones de promoción integral de derechos de niños, niñas y adolescentes.

 

Norberto Liwski sigue promoviendo la igualdad, la justicia social y los Derechos Humanos desde su accionar como testimonio. En ese marco, hace casi una década conduce la Cátedra Libre de Derechos Humanos y Participación Ciudadana de la UNNE.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios