Finalizada la fiesta patronal, el Obispo Adolfo Canecín hizo un breve balance sobre lo acontecido el miércoles a la tarde cuando se hizo una misa central inédita con un dispositivo de organización que permitió que casi un millar de personas asistiera a la liturgia. El Prelado comentó que esta experiencia podría tener el potencial de ser trasladada a los templos mayores de Goya como Catedral y Capilla de Itatí.

 

[FRASEDESTACADA1]

En un contacto con Radio Ciudad 88.3, el pastor diocesano Adolfo Canecín contó sus impresiones sobre la Fiesta Patronal destacando el ascendente de la Virgen del Rosario sobre la comunidad de Goya y su vínculo histórico con la ciudad.

 

También elogió a los responsables de la organización de ese dispositivo de vallado de la plaza Mitre e ingreso controlado de fieles en un circuito delimitado en la calle Belgrano y que permitió la participación de casi mil personas en esa celebración de la liturgia. "Felicito a todos los que han organizado esto. Felicito realmente por cómo dispusieron todo y a toda la gente que ha participado por el sentido de conciencia y responsabilidad cristiana, cívica y social. Realmente hermoso, ha sido", recalcó el Obispo.

 

MÁS MISAS

 

El Obispo Canecín comentó que esta exitosa experiencia de misas con protocolo similar al adoptado el miércoles en la misa central de la novena, abre la posibilidad de repetirlo en otros ámbitos. Recordó que en los ámbitos cerrados "las medidas preventivas dicen que la presencialidad tiene que ser de tal o cuál número. Tenemos en Goya templos bien grandes, donde -si las autoridades sanitarias y pertinentes de las que dependemos nos lo indican- se podrían hacer. Por ejemplo la parroquia de Itati y la Catedral son lugares espaciosos y amplios donde se puede mantener una muy buena distancia como la que se marcó en las calles, en la plaza. Ahora bien, el aire libre permite garantizar más creo, es cuestión de ir tomando opciones en la vida. Algunas veces hemos pensado esto: que debido a la escasez de presbíteros y sacerdotes a veces es preferible tener una misa bien participada, bien celebrada donde el Señor nos llene el alma y el corazón y podamos descansar en Dios y descargar nuestra preocupación en él. A lo mejor no todos los días hacer celebraciones a las corridas y donde a lo mejor no logramos desahogar el alma y llenarnos del Señor. Es cuestión de discernir estas cosas, se conjugan muchas cuestiones, esta capacidad de ir dando respuestas inéditas a desafíos inéditos, esta capacidad de darnos respuestas creo que de a poco va ganando que el corazón humano es capaz de dar respuestas inéditas adaptadas a cada etapa de la vida y época que nos toca vivir. Estamos acostumbrados a veces a más de lo mismo y podemos caer en la rutina, en la monotonía. Nos da seguridad, esto nos ha desconcertado".

 

También el obispo Canecín destacó la visita de la imagen de la Virgen del Rosario al Teatro Municipal.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios