El intendente inauguró este martes el 65º espacio en uno de los sectores más antiguos de la ciudad. En la esquina de Vélez Sarsfield y José María Rolón se plasman ahora las pasiones de los vecinos: el fútbol y el carnaval. “Vamos a seguir trabajando esquina por esquina”, afirmó.

[FRASEDESTACADA1]

En la mañana de este martes, el intendente Eduardo Tassano llegó hasta el barrio Bañado Norte, en la intersección de las calles Vélez Sarsfield y José María Rolón, donde encabezó el acto de inauguración del espacio recuperado número 65, tarea ejecutada en el marco del programa de mitigación de minibasurales que lleva adelante la Municipalidad a través de la Secretaría de  Ambiente y Desarrollo Sustentable.

 

Tassano, quien estuvo acompañado por el viceintendente, Emilio Lanari y el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Javier Rodríguez; aprovechó la visita al lugar para dialogar con los vecinos, quienes agradecieron la intervención y plantearon algunas requisitorias.

 

La esquina de Vélez Sarsfield y José María Rolón, que por más de 20 años fue mal utilizada como vertedero de basura, ofrece hoy dos imágenes plasmadas en la pared que fueron obras de aristas del mismo barrio, además de un parquizado que embellece un lugar reconocido como histórico por los propios vecinos. El carnaval, el fútbol y un claro mensaje para conservar el sitio, son postales, por elección de los propios vecinos, que ahora ofrece un punto emblemático en uno de los barrios más antiguos de la ciudad.

 

En la oportunidad, además, tres pequeños vecinitos pintaron sus manos sobre los murales, dando un claro mensaje a los mayores acerca del cuidado del espacio recuperado.

 

“VAMOS A TRABAJAR ESQUINA POR ESQUINA”

 

Desde el Bañado Norte, el intendente destacó el impacto que tiene el programa de mitigación de minibasurales en todos los sectores de la ciudad, algo que asoció directamente a “la difusión que están dando los vecinos” a esta tarea.

 

“Seguimos trabajando con nuestro programa de mitigación de minibasurales, este es el espacio recuperado número 65 y dando continuidad a una labor que se lleva adelante junto con los vecinos o entidades del lugar adonde vamos”, indicó Tassano.

 

“Creo que el programa está ganando aceptación debido a la difusión que tiene entre los mismos vecinos y las comisiones vecinales, son ellos los que reúnen y proponen mejorar las condiciones de un lugar determinado”, remarcó.

 

En el caso de la esquina de Vélez Sarsfield y José María Rolón, se dio espacio a las costumbres arraigadas en el barrio y sus habitantes. “Tuvimos la colaboración del club Curupay y de la comparsa barrial,  eligieron temas alegóricos para plasmarlos en la esquina que fue recuperada”, explicó el intendente, al tiempo que afirmó que desde la gestión que encabeza, se va a seguir “trabajando esquina por esquina”.

 

Como las ermitas o espacios de reflexión emplazados en otros sectores, la elección del destino que se le dará a los espacios recuperados es facultad de los propios vecinos. “La temática elegida para la recuperación de este espacio tiene que ver con la elección de los vecinos. Este caso los motivó destacar un poco las tradiciones del barrio. En la mayoría de las intervenciones que se hicieron a través del programa los espacios estaban cerca de una iglesia y de ahí la elección de poner un santo. En otros lugares, como en este caso, la gente del club y la comparsa decidió esta propuesta”, detalló Tassano.

 

Finalmente, el intendente se refirió a las distintas intervenciones que realiza el municipio. “Específicamente en el barrio Bañado Norte se está trabajando en distintos frentes de obra, enripiado, cordón cuneta entre otros trabajos”, puntualizó.

 

UN LUGAR CON HISTORIA

 

Manuel Horacio Arizaga es vecino de toda la vida del barrio, y propietario del espacio recuperado. “Esto era en realidad un depósito de cacharros. Acá había siempre cocinas, heladeras viejas, todo se tiraba acá; hace muchísimos años que estaba abandonado y recuperarlo es un logro producto del trabajo del intendente y todo su equipo”, sostuvo Arizaga.

 

En el mismo sentido, el vecino analizó que “es fundamental hacer y no criticar; este país se caracteriza por eso, la solidaridad parece que no se conoce, y cuando hay gente que trabaja hay que apoyarla y hay que seguir, en el apoyo y dejar de criticar, hacer las cosas”, tras lo cual insistió en que “este es el ejemplo y me parece necesario destacarlo”.

 

Como dueño del lugar, pero como vecino de años del Bañado Norte, Arizaga apeló a la colaboración de todos para preservar el espacio: “Ahora hay que cuidarlo, para que la gente deje de tirar basura, porque la higiene es fundamental en la vida de todos nosotros”, destacó.

 

Arizaga se retrotrajo años atrás para fundamentar por qué la esquina recuperada tiene un valor histórico. “Esta es la vieja calle del Bañado Norte, donde se hacían los famosos corsos barriales. En esta esquina justamente se hacían los bailes de carnaval, así que tiene mucha historia”, recordó, y mencionó que “lo importante no es hacer cosas extraordinarias, sino hacer cosas ordinarias extraordinariamente bien, y esa es la síntesis de esta obra”.

 

“UN APORTE EN SALUD Y ECOLOGÍA”

 

Por su parte, el viceintendente destacó el objetivo que persigue del programa de mitigación, aportando no solo a la recuperación de un espacio, sino que además colaborando con la salud y la ecología. “Estamos realizando esta tarea loable como es erradicar un basural de años, en este caso es el espacio número 65, gracias a la colaboración y predisposición que tuvo el señor Arizaga, dueño de la propiedad en la que se plasmó este mural”, dijo Lanari, e inmediatamente afirmó que “todos los espacios recuperados son importantes, pero este lugar tiene una revalorización histórica; el programa mitigación de minibasurales hace un aporte además a la salud y a la ecología”.

 

En cuanto al destino final que se dio a esa esquina, el viceintendente explicó que “en este lugar se cambió un poco la temática que se venía aplicando con el programa, pero con el mismo objetivo” y agregó que “en la ciudad ya hay grutas de distintos santos, donde se abre un espacio reflexión, de oración, y acá, en cambio, se dio la recuperación y embellecimiento del espacio rememorando un poco la historia del barrio con los murales y dando un mensaje además para que el lugar sea cuidado por todos”.

 

RESULTADOS A LA VISTA

 

El responsable de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Municipalidad afirmó que el programa de mitigación está dando resultados que quedan a la vista en cada barrio. “Hay una demanda muy importante del programa desde distintos barrios. El abanico es muy grande, la Capital es muy amplia, pero estamos tratando de cumplir con todos con dos equipos para este programa y seguir trabajando en este sentido para erradicar definitivamente los basurales de Corrientes”, puntualizó.

 

Luego, Rodríguez se refirió además a la modalidad del trabajo, que se realiza junto con la gente de cada uno de los barrios: “Este es el número 65, un espacio con otra temática propuesta por los vecinos, que es la revalorización de la esencia del barrio como el folclore, el carnaval, el fútbol, y todo eso está plasmado en un mural hecho por los mismos vecinos. Es un basural de muchos años recuperado con este mural, canteros y plantas. Estamos muy contentos por este trabajo en equipo que se viene dando con el programa de mitigación de minibasurales, que nos da estos resultados”, finalizó.

 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios