Se concretó este martes el primer taller participativo del Plan Estratégico Participativo ‘Corrientes 2030’ con las disertaciones de los especialistas Fabio Quetglas y Vicente Donato, quienes aportaron sus conocimientos para el posterior debate en videoconferencia. Se planteó así el “shock pandémico” en el ámbito laboral, como así también el problema para el desarrollo que representan condiciones desfavorables para la actividad empresarial, como la baja expectativa de rentabilidad y la falta de infraestructura. Y remarcaron la importancia de establecer conectividad con países limítrofes para abrir nuevos mercados.

[FRASEDESTACADA1]

A través de la plataforma Meet, inició este martes a las 15 el Ciclo de Talleres Participativos del PEP abordando la temática “Desarrollo” como primer eje y para las micro-regiones Capital y Noroeste. Primeramente, el ministro de Coordinación y Desarrollo, Horacio Ortega dio la bienvenida, transmitiendo el saludo del gobernador Gustavo Valdés y expresando la importancia del debate ciudadano para el establecimiento de políticas de Estado. “A pesar de la pandemia, pensar el futuro es dar un paso adelante”, dijo el funcionario, valorando así la planificación, aún en el contexto actual de emergencia sanitaria.

 

Luego presentó a los disertantes para este primer taller, señalando que ambos son “personalidades de un alto nivel técnico y catedrático que significan un aporte superlativo”. Tras las exposiciones de cada uno, se abrió el debate a los participantes, dividiendo el mismo en los sub-ejes “Crecimiento Económico Sostenido, Inclusivo y Sostenible”; “Desarrollo Social”; y “Protección y preservación del Patrimonio Natural, Histórico y Cultural”. Cabe señalar que todos los interesados pueden participar libremente en estos talleres participativos que se desarrollarán durante este mes de noviembre, inscribiéndose en el link https://forms.gle/6DU6bnHWMAGKQyRt6.

 

Shock pandémico

 

Fabio Quetglas es Abogado (UBA, 1988), Master en Gestión de Ciudades (Universidad de Barcelona, 2004) y Master en Internacionalización del Desarrollo Local (Universitá degli Studi di Bologna 2007); actualmente es diputado nacional por la provincia de Buenos Aires.

 

El legislador y académico analizó los cambios que ya generó la pandemia del Coronavirus, remarcando que hubo una “aceleración de la digitalización de la vida cotidiana, algo que tiene altísimo impacto en el aspecto económico”, planteando que por ello “hay que reentrenar a mucha gente adulta en el ámbito laboral”. Como ejemplo comparó que “en 20 años la transacciones económicas se multiplicó por 3 en medios digitales y en tan solo en 8 meses de pandemia, se multiplicó por 6”. Y agregó: “Era un proceso que ya existía, pero no con esta aceleración”.

 

“Otro cambio del shock pandémico”, señaló luego, es “la emergencia de una economía más biotecnológica”, destacando cómo la inactividad de las cuarentenas mostró en todo el mundo la contaminación que genera el ser humano. Quetglas dijo que esto abrió la conciencia de “ir hacia una economía más carbono neutro, una economía más cuidadosa del ambiente”.

 

Fue así que trajo este análisis al contexto nacional, sosteniendo que “Argentina tiene que hacer eso en un contexto de un país descapitalizado, nuestras regiones no tienen la infraestructura necesaria”. Y planteó que “si no nos capitalizamos, seremos menos productivos y la única forma de capitalizarse es con mayor inversión”, entendiendo que “esta descapitalización genera una forma de ‘empresarialidad’ de supervivencia”.

 

Con este diagnóstico, Quetglas sostuvo: “Para que haya más empresas, tiene que haber más expectativas de rentabilidad” y a la vez, la necesidad de “acercar entre sí a los sectores público y privado”.

 

Desequilibrios

 

Vicente Donato es Doctor en Economía de la Università di Bologna (1993) y Master en Desarrollo Económico del Instituto di Studi per lo Sviluppo Económico de Italia (1987). Actualmente es Director Técnico de la Fundación del Observatorio de las Pequeñas y Medianas Empresas.

 

El especialista planteó como un desafío la necesidad de “cerrar las enormes brechas de desequilibrios territoriales que tiene la Argentina”. Fue así que analizó el origen de esta situación, asignándole en ello “la importancia del ferrocarril que tuvo e la Argentina para la industrialización de las provincias”. En este contexto, sostuvo que “el trazado original de los ferrocarriles dejó afuera a una gran porción del país”.

 

Es así que las diferencias en infraestructura, para el especialista, plantea “diferencias de ingresos y de necesidades básicas insatisfechas”, especialmente en “el gran norte, con gran diferencia con el centro y sur de la Argentina”.

 

Para superar estas condiciones, Donato habló de la necesidad de conectividad territorial con países limítrofes. “Más que con Buenos Aires, hacer esfuerzos de conexión con regiones periféricas de Brasil y Paraguay, donde hay economías importantes para Corrientes”, sostuvo.

 

Luego dijo que “sin empresas, no hay futuro” y que “el primer punto para valorizar el territorio es contar las empresas, monitorear debe ser uno de los primeros desafíos del plan estratégico”.

 

Destacó así la importancia de monitorear la vida empresarial, con “valorización de aquellos sectores donde hay mayor cantidad de empresas aglomeradas, masa crítica de empresas, con tecnologías, capacidades e identidades similares”.

 

Planteó así la necesidad de “identificar territorios que tengan similitud, con algoritmos de estadísticas espaciales para poder hacer políticas de incentivos a la producción” y de identificar los problemas específicos que tienen esas empresas.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios