Una red de investigadores en Ciencias Sociales de todo el país, dentro de la cual hay representantes de la Universidad Nacional del Nordeste, relevará y analizará el impacto que la pandemia por COVID-19 tuvo en los procesos de desigualdad de la estructura social argentina.

[FRASEDESTACADA1]

La mirada de los investigadores estará enfocada en dos variables: trabajo e ingresos. Partirán de un supuesto de que algunas medidas tomadas por el gobierno derivadas de la pandemia, pueden haber impactado de manera diferente en cada región de la Argentina y considerando además las desigualdades pre existentes.

 

El proyecto de trabajo en cuestión se denomina: “Programa de Investigación Regional Comparativa (PIRC): Cambios recientes en la estructura social argentina: trabajo, ingresos y desigualdad social en tiempos de pandemia y postpandemia”.

 

Este proyecto, fue presentado a la convocatoria PISAC-COVID 19 de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación) y fue uno de los seleccionados para ser desarrollado por una Red integrada por instituciones de todo el país, entre ellas la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE).

 

La Red que ejecutará este proyecto se integra con equipos de investigadoras e investigadores de 13 nodos o instituciones, de las diferentes regiones de la Argentina.

 

El Nodo coordinador del Proyecto es el Instituto Gino Germani de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA y la dirección general del proyecto está a cargo del Dr. Pablo Dalle.  El investigador responsable en la UNNE es el Mgter. Pablo Barbetti del Centro de Estudios Sociales (CES). El equipo de investigación de la UNNE, está conformado por integrantes del CES (Centro de Estudios Sociales) de la UNNE pero además por docentes-investigadores y tesistas de grado y posgrado pertenecientes al Observatorio Sociolaboral de Chaco y Corrientes y a cátedras de la Carrera de Relaciones Laborales (Facultad de Ciencias Económicas).

 

Investigación Comparativa. El trabajo tiene plazo de ejecución de 1 año. Durante ese período, distintos equipos estudiarán trabajo, ingresos y desigualdad social, para un posterior análisis comparativo de lo relevado en los diferentes territorios de la Argentina.

 

“Queremos aprovechar el impulso que da este estudio, para dejar consolidado ciertos vínculos y logística tecnológica de producción de datos que permita una continuidad de la tarea de investigación. De esa manera podemos seguir generando información comparativa entre las regiones”, expresó Pablo Barbetti.

 

Contexto. “Entendemos que la coyuntura pandémica no sólo afecta a grupos históricamente desaventajados, sino que expone otras diferenciaciones sociales y produce afectaciones específicas y diversas. La identificación y caracterización de tales grupos implica la consideración de otras tres dimensiones centrales: desigualdades geográficas o regionales, desigualdades de género y desigualdades económico-sectoriales (sectores, ramas de actividad)”, explica Barbetti.

 

“Partimos de la idea que las desigualdades de clase social, de género, regional y económico- sectorial se superponen, intersectan y tienen un carácter acumulativo. El contexto excepcional de la pandemia las redimensiona y profundiza a la vez”.

 

Metodología. El estudio utilizará una combinación articulada de métodos y técnicas cuantitativas y cualitativas. Se prevé la construcción y el análisis de datos primarios y secundarios. Se utilizarán datos provenientes de diversas fuentes estadísticas nacionales (Encuesta Permanente de Hogares y de Registros Administrativos de la Seguridad Social). Los datos primarios serán relevados a partir de dos instrumentos: una encuesta a grupos socio-ocupacionales especialmente afectados por la problemática (centrada en la reconstrucción de trayectorias de clase y en el análisis de estrategias de reproducción de los hogares) y entrevistas semi-estructuradas a informantes clave de sectores estratégicos (educación superior y sistema científico-tecnológico; construcción y logística y economía popular, social y solidaria).

 

“Analizaremos especialmente las dinámicas del mundo del trabajo y la distribución del ingreso en distintos sectores económicos y los efectos de la intervención estatal, a fin de elaborar recomendaciones de política pública para el escenario postpandemia”, explicó Barbetti.

 

En esto queda reflejado otro de los objetivos que perseguirá la investigación: la transferencia del estudio como política institucional.

 

NODOS. La Red que ejecutará este proyecto se integra con equipos de investigadores e investigadores de 13 (trece) nodos o instituciones, de las diferentes regiones de la Argentina.

 

Ellas son: Facultad de Ciencias Sociales (UBA), Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales ( Universidad Nacional de Jujuy), Instituto de Humanidades ( Universidad Nacional de Córdoba), Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Cuyo, Universidad General Sarmiento, Universidad Nacional de Río Negro, Universidad Nacional de Tierra del Fuego, la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de Universidad Nacional de la Plata, Universidad Nacional Tres de Febrero, Universidad Nacional de Mar del Plata, Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Católica Argentina, CITRA ( UMET/CONICET) y el CES ( Centro de Estudios Sociales) de la Universidad Nacional del Nordeste.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios