El Ingeniero Agrónomo Javier Fernández es un egresado de la UNNE que realiza su Doctorado en Agronomía en la Universidad Estatal de Kansas, donde además es asistente de investigación. Estudia los mecanismos fisiológicos del maíz para traducirlos a modelos matemáticos que ayuden en la toma de decisiones a mejoradores genéticos y a productores. En pocos años ya recibió varias distinciones en un país que es el principal productor de maíz del mundo, y al respecto destaca que “la formación de grado de la UNNE me brindó todas las herramientas para estar donde estoy”.

[FRASEDESTACADA1]

Conocer cuáles son los efectos de la enfermedad del tizón foliar sobre el rendimiento de híbridos de maíz, fue el tema con el cual Javier Fernández, siendo estudiante de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE, empezó a acercarse a la carrera de investigador.

 

Así, su etapa como becario de investigación, durante tres años, fue en la que descubrió su interés en cultivos extensivos, fisiología vegetal, y particularmente, en maíz.

 

Su desempeño académico lo llevó a ser seleccionado en el año 2014 para la Beca “Programa de intercambio de futuros líderes”, Comisión Fulbright, que le posibilitó realizar una estadía académica en la Universidad de Texas en Austin, Estados Unidos.

 

En el año 2016 se graduaría como Ingeniero Agrónomo en la UNNE, con reconocimiento al mérito académico como “Egresado Distinguido”.

 

Sería esta sólo una muestra de cómo los reconocimientos marcarían su formación profesional.

 

Ni bien se recibió obtuvo la “Beca Fulbright-Ministerio de Educación de Argentina” para realizar estudios de posgrado en Estados Unidos, logrando una de las mejores puntuaciones entre todas las postulaciones.

 

Así, mientras avanzaba con experiencias de trabajo profesional en empresas agrícolas privadas en Formosa y Buenos Aires, decidió continuar su formación de posgrado en la “Kansas State University” (KSU).

 

Actualmente el Ing. Agrónomo Javier Fernández está cursando el cuarto año del Doctorado en Agronomía, y en pocos años en Estados Unidos ya obtuvo numerosas distinciones por sus labores científicas en fisiología de cultivos.

 

Desde la ciudad de Kansas, donde vive y trabaja, dialogó con el Departamento de Comunicación Institucional del Rectorado de la UNNE sobre cómo es la inserción de un egresado de la UNNE en un campo disciplinar tan competitivo como es la agronomía en Estados Unidos.

 

“Mis estudios se enfocan hacia aspectos del mecanismo fisiológico de la planta de maíz, tratando de traducir esa información a modelos matemáticos que representen distintos escenarios de cultivo. Estos luego son capaces de proporcionar información útil para la toma de decisiones en la producción agrícola” explicó el Ing. Agr. Fernández sobre su actualidad en Estados Unidos.

 

Sus objetivos específicos se centran en fertilizaciones nitrogenadas tardías y rendimiento de grano, describiendo las dinámicas de absorción y utilización de nitrógeno para diferentes híbridos de maíz.

 

Comentó que para los mejoradores genéticos esta información es útil para detectar materiales que tengan mejor utilización del nitrógeno del suelo, y del lado del productor la información sirve para determinar que genotipos sembrar y decidir estrategias de manejo a lo largo del ciclo del cultivo en distintos ambientes.

 

Además, trabaja como asistente de investigación en la Universidad de Kansas en maíz y sorgo.

 

En poco tiempo en Estados Unidos ya obtuvo distintos reconocimientos, entre ellos este año recibió el “Premio de investigación de doctorado Gamma Sigma Delta”.

 

Gamma Sigma Delta es una sociedad honoraria internacional de agricultura dedicada a la excelencia en becas, investigación y servicio, y el capítulo de Kansas State University de Gamma Sigma Delta reconoció al Ing. Agr. Javier Fernández como estudiante de doctorado sobresaliente de 2020.

 

Pero además obtuvo la “Beca en memoria de Dale W. y Frances V. Rake (2020)”, “Beca de investigación en agronomía Dr. Neal F. y Florence E. Morehouse 2020”, “Beca del Centro de Estudiantes Internacionales 2020” (Universidad Estatal de Kansas), “Beca de investigación en agronomía Dr. Neal F. y Florence E. Morehouse 2019”, “Beca en memoria de Dan M. Rodgers 2019” y la “Beca Kansas Corn Next Generation 2019”.

 

También recibió en 2018 la beca “Schrader / Massier Graduate Excellence Fund en Agronomía” y obtuvo el segundo lugar en la NUE Poster Conference 2018 con el trabajo “Aplicaciones nitrogenadas tardías y sus efectos en el llenado de granos de maíz”.

 

“La formación de grado de la UNNE me dio todas las herramientas para hoy estar donde estoy” señaló el ingeniero agrónomo oriundo de la ciudad de Corrientes sobre su actualidad en Estados Unidos.

 

Destacó la posibilidad de estar trabajando en estudios de maíz en un país que es el principal productor de maíz del mundo.

 

La zona de Kansas se ubica en el borde del cinturón maicero de Estados Unidos, por lo cual es un cultivo de gran relevancia en la zona.

 

El egresado de la UNNE remarcó que Argentina no deja de ser potencia en producción de maíz, y de allí también las posibilidades que se abren de trabajar en Estados Unidos en ese campo laboral y científico.

 

NO OLVIDAR LAS RAÍCES

 

En este tiempo de formación en Estados Unidos, el Ing. Agr. Fernández ya regresó en dos oportunidades a la Argentina y a Corrientes, y en ambas ocasiones visitó la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE.

 

“La UNNE no sólo me formó con excelencia, también la Universidad me ayudó en su momento para obtener la beca Fulbright y contactarme con gente en Estados Unidos, pues tras calificar a la beca se requiere poder aplicar a distintos programas, y en ese proceso desde la Facultad de Ciencias Agrarias y la Universidad me han brindado un gran apoyo” destacó.

 

En sus regresos, las visitas a la UNNE fueron principalmente al Departamento de Producción Vegetal y la Cátedra de Cultivos, donde siendo estudiante realizó sus primeras experiencias en investigación y su tesis de grado bajo la dirección de la Dra. Celsa Balbi y María Águeda Cúndom.

 

Pero sus vínculos con la facultad de Ciencias Agrarias no son sólo sentimentales, este año el Ing. Agr. Fernández colaboró en llevar un estudiante de pre-grado de la UNNE para hacer un “intercambio” en Kansas.

 

PROGRESIVA ADAPTACIÓN

 

Tras la decisión de ir a Estados Unidos para realizar el Doctorado, el primer año en ese país estuvo sólo, y al año siguiente viajó su novia Paula Demarco desde Corrientes. Paula es también egresada de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE y está cursando una maestría en agronomía.

 

“Durante el primer tiempo hay un periodo de adaptación donde uno llega y ve todo nuevo, distinto, hasta que uno se acomoda y lo incorpora a su realidad cotidiana. Ahora estoy muy adaptado a la forma de vida en este país” señala y reconoce la importancia de tener buen dominio del inglés, algo que se exigía en la postulación a la beca Fulbright.

 

El Estado de Kansas, geográficamente, está a la altura de Bahía Blanca en Argentina, sin embargo, es una ciudad del centro de Estados Unidos, con clima muy continental, con gran amplitud anual de temperatura, ya que en verano hace mucho calor con promedios de 40 grados, pero en invierno con picos de -25 grados bajo cero.

 

Actualmente es otoño, y en Kansas ya tuvieron la primera nevada, con menos de 11 grados.

 

“Estamos en el cordón de los tornados, aunque desde que vine a la ciudad sólo experimenté algunos tornados cercanos, pero ninguno en la ciudad donde vivo” comentó, respecto a cómo es su vida mientras realiza el Doctorado en Agronomía en Kansas

 

Para finalizar, respecto a su futuro profesional, expresó que “me queda un año y medio para finalizar mi Doctorado y por lo tanto me encuentro en la búsqueda de futuros desafíos”. No obstante, reconoce que considera con muchas expectativas poder seguir desarrollándose en Estados Unidos.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios