El Dr. Gerardo Deluca, investigador de la UNNE, es integrante del equipo que a nivel país estudió la incidencia de la introducción en el calendario obligatorio de la vacuna contra el Virus Papiloma Humano (VPH) y cuyos resultados se conocieron recientemente. Destacó que se logró un nivel de eficacia del 93% que es muy satisfactorio para la reducción de la prevalencia de este virus, e indicó que con la vacuna se logró una fuerte reducción en la prevalencia de los tipos VPH16 / 18, de alto riesgo oncogénico, y también protección cruzada para otros genotipos.

 

[FRASEDESTACADA1]

La infección persistente por Virus Papiloma Humano (VPH) es causa necesaria para el desarrollo del cáncer cervical. En Argentina se registran 4.500 casos nuevos por año de esta neoplasia y alrededor de la mitad de las mujeres enfermas fallecen.

 

En el año 2011 se introdujo en el país en el Calendario Nacional de Vacunación la vacuna bivalente para niñas de 11 años contra los VPH tipos 16 y 18, dos subtipos de alto riesgo.

 

Tras la implementación de la campaña de vacunación, se inició la vigilancia virológica para evaluar el impacto de esta intervención, y recientemente se publicaron los resultados de eficacia de la vacunación en mujeres sexualmente activas, estimándose una eficacia del 93%.

 

En los estudios realizados, se estimó además una fuerte reducción de la prevalencia de los principales tipos del virus VPH 16/18, altamente oncogénicos, pero también una reducción de otros tipos de VPH estrechamente relacionados.

 

Para la investigación se comparó la prevalencia específica del Virus del Papiloma Humano en muestras de cuello uterino de adolescentes sexualmente activas no vacunadas y vacunadas de entre 15 y 17 años.  Se realizaron dos estudios transversales consecutivos: el primero (2014-2015) analizó 957 mujeres sexualmente activas no vacunadas, y el segundo (2017-2018), 1224 mujeres sexualmente activas vacunadas habiendo recibido al menos una dosis de vacuna contra el VPH.

 

Los estudios para medir la eficacia de la vacunación fueron coordinado por el Servicio Virus Oncogénicos, Laboratorio Nacional y Regional de Referencia del VPH del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas-ANLIS Malbrán, y contó también con la participación de la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles (MSAL);  Facultad de Medicina de la UNNE;  Hospital Madariaga y Facultad de Cs. Exactas, Químicas y Naturales, UNAM, Misiones;  Centro Integral de Salud La Banda, Santiago del Estero; Hospital Argerich, Hospital Rivadavia y Hospital Durand, CABA y Hospital Evita Pueblo, Berazategui.

 

Por la UNNE participó el Dr. Gerardo Deluca, docente-investigador de la Cátedra de Microbiología de la Facultad de Medicina, investigador del Instituto de Medicina Regional (IMR-UNNE) y referente de un equipo científico que hace años viene trabajando en el abordaje del VPH en la región nordeste.

 

Consultado por el Departamento de Comunicación Institucional del Rectorado de la UNNE, resaltó el nivel de eficacia demostrado por la vacuna “que son alentadores para continuar con las acciones preventivas para la disminución del cáncer causado por el Virus Papiloma Humano”.

 

Sobre los resultados, detalló que los indicadores que se utilizan para el cálculo de la eficacia, demostraron una fuerte reducción de la prevalencia de los dos tipos de VPH de mayor riesgo, VPH 16/18, que están presentes en alrededor del 71% de los casos de cáncer cervicales en todo el mundo.

 

Explicó que también resulta relevante la protección cruzada obtenida, pues además se observó reducción de otros genotipos VPH 31 y VPH 45.

 

“Sin dudas los resultados del estudio demuestran el éxito de haber sumado la vacuna del VPH al programa nacional de vacunación” manifestó.

 

Señaló que los resultados de Argentina son los primeros datos de monitoreo de la vacunación contra el VPH reportados en un país de América Latina, y fueron publicados en la prestigiosa revista de la especialidad “Papillomavirus Research”.

 

 Comentó que el estudio no sólo es útil para estimar la eficacia de la vacunación, sino que los datos son importantes para mantener y optimizar la inmunización.

 

En la publicación se destaca que la “caída impresionante de la prevalencia de VPH 16 y 18 en niñas vacunadas de 15 a 17 años” identificada en el estudio es consistente con estudios previos realizados en diferentes marcos de tiempo y en diferentes poblaciones y entornos, que apoyan la eficacia en el mundo real de las vacunas contra el VPH bivalentes y tetravalentes, especialmente en edades más jóvenes grupos y países con alta cobertura de vacunación.

 

Se agregó que con las cohortes altamente vacunadas avanzando hacia la edad adulta, se empezaría a observar reducciones en las anomalías cervicales, con posteriores descensos en los tratamientos, y, en última instancia, debería aumentar aún más la disminución de la carga de morbilidad y muerte por cáncer de cuello uterino y otros cánceres relacionados con el VPH.

 

Consideran que continuar la vigilancia de la infección por VPH entre las nuevas cohortes de niñas y niños que reciban la vacuna tetravalente será fundamental para evaluar plenamente su impacto a medida que continúan los esfuerzos de vacunación.

 

SITUACIÓN EN ARGENTINA Y EL MUNDO

Cabe recordar que Argentina lidera desde 2011, la prevención y control de esta neoplasia en Latinoamérica a través un abordaje integral, basado en la acción coordinada de tres áreas del Ministerio de Salud que son la vacunación contra VPH; el tamizaje para la detección de enfermedad y su eventual tratamiento (Programa Nacional de Prevención del Cáncer Cérvicouterino); y la vigilancia y evaluación del impacto de la vacunación.

 

En el año 2018, tras un llamado de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para eliminar el cáncer del cuello uterino, 194 países decidieron colectivamente poner fin al sufrimiento innecesario causado por un cáncer que es prevenible y curable.

 

En agosto de 2020, la Asamblea de la Salud aprobó una resolución en la que se pedía que se eliminara el cáncer del cuello uterino y se adoptara una estrategia para lograrlo. Un reflejo del entusiasmo que suscita este importante objetivo es que, incluso en el contexto de la pandemia de COVID-19, los países de todo el mundo han reafirmado su apoyo a esta importante prioridad.

 

El pasado 17 de noviembre, tras la clausura de la 73º Asamblea Mundial de la Salud, la OMS realizó el lanzamiento oficial de la estrategia mundial para acelerar la eliminación del cáncer del cuello uterino.

 

Los objetivos y las metas establecidos por la estrategia son para el año 2030 que todos los países pueden lograr una cobertura de vacunación contra el Virus Papiloma Humano del 90%, una cobertura de detección del 70% y un acceso del 90% al tratamiento de las lesiones precancerosas y el cáncer cervicouterino, incluido el acceso a los cuidados paliativos.

 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios