Existe conformidad en el ámbito de la Municipalidad capitalina acerca del resultado que tiene la iniciativa, que pretende concientizar sobre el uso de la pirotecnia de estruendo, que incide de manera negativa en personas con distintos trastornos, adultos mayores, y también en las mascotas. Durante los procedimientos en donde se encontró pirotecnia no permitida se procedió a la destrucción de la misma.

[FRASEDESTACADA1]

Un saldo altamente positivo se desprende de las inspecciones previas realizadas y el resultado registrado tanto en la Nochebuena como en Navidad de la campaña municipal denominada “Más luces, y menos ruido”. La misma tiene por objeto concientizar a los vecinos acerca de la importancia de celebrar, sin el uso de artefactos que producen estruendos, ya que estos provocan efectos negativos en personas con distintos trastornos, adultos mayores, así como en las mascotas.

 

Durante los días cercanos a las fiestas se realizaron procedimientos de inspección en distintos comercios y en la vía pública para constatar que se comercializaba pirotecnia permitida. La mayoría de los comercios respetaron lo que indica la ordenanza , y en otros casos los inspectores labraron actas,  y procedieron a la destrucción en el lugar de la pirotecnia no permitida, que consiste en mojar la pólvora con agua.

 

“Las actas de infracción realizadas y la inutilización de la pirotecnia no autorizada en puestos de comercialización fue menor respecto al 2019. Esto es el fruto del trabajo que venimos realizando durante todo el año con las distintas instituciones, entidades y comercios del rubro. También notamos una mayor respuesta e involucramiento acerca de este tema por parte de la ciudadanía, que contribuye a erradicar de a poco esta costumbre de celebrar con estruendos”, manifestó el secretario de Coordinación de Gobierno, Hugo Calvano.

 

El funcionario agradeció también la participación del arzobispo de Corrientes, Monseñor Andrés Stanovnik, quien “colaboró personalmente con la campaña grabando un video concientizando al respecto”, además de destacar que la Iglesia “ya eliminó del calendario de  cada fiesta patronal la tradición de celebrar con salvas de bombas, lo que contribuye al éxito de esta campaña durante todo el año”.

 

A la vez, el secretario de Ambiente municipal, Javier Rodríguez, indicó que “lo que se observó en Nochebuena y Navidad es el resultado de un trabajo en equipo, conformado por varios actores, como la Asociación de la Producción Industria y Comercio de Corrientes (Apicc), la cámara que reúne a los empresarios que venden pirotecnia, la Asociación de Padres de Autistas de Corrientes (Apadea), las diferentes asociaciones protectoras de animales, e incluso los vendedores ambulantes, con los que venimos trabajando estrechamente”.

 

En cuanto a los controles, Rodríguez señaló que “hubo procedimientos en los que se infraccionó a quienes no acatan las normativas vigentes, procediéndose en forma inmediata a inutilizar la mercadería, aunque fue mucho menor respecto a los años anteriores. No obstante, vamos a continuar las inspecciones de rutina, así como las denuncias que se realizan a través de la línea gratuita municipal” (0800-5555-6864).

 

Cabe recordar que la Ordenanza Nº 6678/18 determina que los artefactos pirotécnicos iguales o mayores a 2 pulgadas no se encuentran autorizados a ser producidos, distribuidos, comercializados y utilizados en el ámbito de la ciudad.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios