Procedimientos en el barrio Las Tejas de Corrientes y en distintos lugares de Resistencia, Chaco, se llevaron a cabo en las últimas 24 horas buscando la detención de Daniel César Almirón, un integrante del Comité Provincial contra la Tortura de Corrientes que es buscado por la Justicia acusado de los delitos de secuestro y extorsión en perjuicio de una mujer detenida por un resonante crimen desde hace cuatro años atrás.

[FRASEDESTACADA1]

Almirón, de 37 años y quien ya había cumplido una condena de 12 años de prisión por asalto a mano armada, fue designado por la Legislatura correntina como integrante titular del Comité Provincial de Evaluación del Seguimiento y Aplicación de la Convención contra la Tortura y otros tratos o Penas Crueles, Inhumanas y Degradantes de Corrientes a propuesta de la Fundación Amaneceres de Esperanza.

 

Ahora está acusado de haber secuestrado al hijo de una mujer de apellido Martínez que está detenida involucrada en el crimen de Justa Valenzuela de 86 años cuyo cuerpo apareció en el cementerio de la localidad de 9 de Julio en diciembre del 2017. Almirón habría secuestrado al hijo de la mujer de un hogar de Corrientes donde había sido alojado por orden de la Justicia aprovechándose de su condición de miembro del comité y le exigía la cesión de vehículos y propiedades a cambio de “volver a ver al chico”.

 

Almirón ya había sido condenado a 12 años de prisión por un sangriento asalto a mano armada a una distribuidora de lácteos en la provincia del Chaco, hecho que lo tuvo como protagonista. Mientras cumplía condena se fugó de la cárcel y fue recapturado en el barrio de las 1000 viviendas de Corrientes. Estaba sospechado además de haber sido protagonista de otros atracos tanto en Corrientes como en Resistencia, ya que integraba una banda junto a delincuentes de ambas provincias que era dirigida por un ex subcomisario de la Policía del Chaco.

 

Estando condenado se fugó de la cárcel y fue recapturado por la Policía de Corrientes en el 2006 en la zona del barrio de las 1.000 Viviendas.

 

Su llegada al Comité Provincial de Evaluación del Seguimiento y Aplicación de la Convención contra la Tortura y otros tratos o Penas Crueles, Inhumanas y Degradantes, se produjo en el año 2020 a propuesta de la Fundación Amaneceres de Esperanza, una ONG que en su página de la red social Facebook se presenta como dedicada a “trabajos sociales, deporte, salud y cultura”, aunque desde hace meses se muestra inactiva en las redes sociales.

 

Desde organismos nacionales buscaron información por lo que consideran un escándalo, mientras que en Corrientes en ámbitos legislativos se comenzó a investigar la forma en que llegó su postulación al Comité y los caminos a seguir. No se descarta que en los próximos días se produzca algún tipo de pronunciamiento buscando su inmediato alejamiento del comité que, hoy por hoy, integra junto a legisladores, representantes de los poderes Judicial y Ejecutivo y reconocidos abogados del foro local.

 

Fuente: diariolarepublica.com.ar

 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios