La Rectora de la Universidad Nacional del Nordeste, planteó la necesidad de romper con la hegemonía de ciertas formas evaluar la calidad de la producción científica, centradas en resultados, jerarquía y estilos de las publicaciones donde se seleccionan los papers.

[FRASEDESTACADA1]

Lo expresado formó parte de su ponencia en el Foro Abierto de Ciencias de América Latina y el Caribe, organizado por la Oficina Regional de la UNESCO. La Rectora Veiravé participó del panel donde el tema analizado fue “Universidad-Ciencia Abierta: los procesos de evaluación”, en el que también participaron la rectora de la Universidad de La Habana, doctora Mirian Nikado y el rector de la Universidad Politécnica de Valencia, doctor Francisco José Mora Mas.

 

“Si queremos promover la ciencia abierta, esto supone romper la hegemonía de ciertas formas de evaluación de la calidad y de la producción científica que está centrada en resultados, jerarquía y estilos de las publicaciones donde se editan los papers”, señaló Veiravé.

 

Consideró que la evaluación de la actividad científica está basada en mecanismos endógenos de la comunidad académica que responden a ciertas tradiciones disciplinares, a temas de la agenda del desarrollo y la evolución del conocimiento, más orientado por el propio proceso de producción científica de cada área.

 

Frente a esta realidad la Rectora Veiravé expresó la necesidad de “diseñar nuevos mecanismos de valoración de la ciencia en las carreras de investigación y académicas, que respondan más a la lógica de la pertinencia y no a una lógica del impacto y de los procesos sociales que se generan en ese dialogo entre la ciencia y la sociedad”.

 

El concepto de Ciencia Abierta sobre el cual fueron girando las ponencias abarca todos los procesos de la investigación y además debe incluir valores como la equidad, la diversidad y la inclusión para lograr el objetivo final: que la ciencia esté al alcance de cualquier persona.

 

La Rectora de la UNNE se detuvo en remarcar la importancia de la participación de asociaciones y redes, “porque estas modificaciones de las prácticas hegemónicas no pueden circunscribirse a los países en particular”. “Tiene que formar parte de una transformación de la cultura internacional, ligada a la evaluación de la ciencia, de su calidad y de sus formas de producción”, señaló.

 

En otro tramo de su ponencia, reivindicó el rol fundamental en el contexto de pandemia que cumplieron las universidades y las instituciones de educación superior en la producción de conocimiento y en la gestación de tecnologías adaptadas a las necesidades y a los recursos disponibles de nuestros países.

 

“Esta pandemia de Covid-19 obligó a tener una respuesta casi inmediata de mirar el trabajo de investigación de muy diversos grupos, incluso para poder realizar sustitución de importaciones en términos de insumos que requerían la emergencia sanitaria”.

 

Aportó el siguiente dato como un indicador de responsabilidad social y compromiso: Argentina tiene el 68 % de sus investigadoras e investigadores en las universidades públicas.

 

En otro tramo de su ponencia, la Rectora Veiravé mencionó dos aspectos que aportan a la construcción de una ciencia abierta:

 

-La creación en el 2013 del Sistema Nacional de Repositorios Digitales. Una Ley reglamentada en el 2016, que obliga a todas las instituciones a contribuir con estos repositorios y al mismo tiempo habilita su acceso. Actualmente en la argentina son 44 instituciones articuladas a este sistema, lo que significa un enorme desarrollo al acceso público y gratuito al conocimiento que se generan en nuestras instituciones.

 

-La conformación de una Red de Editoriales Universitarias. Integrada por 50 editoriales de universidades públicas y cuya producción representa un porcentaje interesante de las publicaciones que se editan en el país.

 

Ciencia Inclusiva. Al hacer referencia a la inclusión como elemento constitutivo de la Ciencia Abierta, la Rectora Veiravé señaló que “la ciencia inclusiva implica que las universidades podamos participar activamente en los debates, en el asesoramiento a los Estados en la formulación de políticas públicas”.

 

Buscar formas más eficaces de articulación con los sectores públicos, privados y comunitarios para revisar investigaciones y generación de conocimientos científicos-tecnológicos y artísticos con un impacto social.

 

“Desde las universidades como desde el Consejo Interuniversitario Nacional hemos realizado incontables vinculaciones y convenios que formalizan estar relaciones y que entiendo contribuyen a un compromiso más activo de nuestras instituciones con el territorio”, aseguró.

 

Foro CILAC. El Foro Abierto de Ciencias de América Latina y el Caribe es un espacio regional de debate e intercambio. De manera itinerante en distintas ciudades de la región, cada dos años se realiza el encuentro presencial del Foro durante 3 días.

 

El Foro CILAC es “el hub” de las ciencias en América Latina y el Caribe, constituyendo una plataforma regional para debatir cómo fortalecer e implementar políticas de ciencia, tecnología e innovación (CTI) eficaces en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

 

La edición 2021 se desarrolla en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de manera virtual entre el 26 y 28 de abril, con más de 150 disertantes, incluyendo presidentes, ministros, empresarios, rectores y otras altas autoridades.

 

Esta edición tiene como temas: la ética de la inteligencia artificial, ciencia abierta y los desafíos y oportunidades de la economía digital y los riesgos crecientes del cambio climático, contextualizado a la pandemia generada por la COVID-19 y cómo el rol de la ciencia, la tecnología y la innovación cobró protagonismo en este contexto.

 

 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios