En el 211º aniversario de la Constitución del Primer Gobierno Patrio el Intendente Municipal Lic. Ignacio Osella presidió los actos centrales en Plaza Mitre.

[FRASEDESTACADA1]

Con el renovado compromiso de defensa de la Nación y el fortalecimiento de esta lucha contra el Covid, participaron de la celebración el Viceintendente Municipal Contador Daniel Avalos: el Obispo Diocesano Monseñor Adolfo Canecin; El Jefe del Batallón de Ingenieros de Montes XII Teniente Coronel Nicolás Petrobelli; el Jefe de la prefectura Goya Prefecto Martin López; el Segundo Jefe de la UR II Comisario Mayor Hugo Valenzuela; el Jefe del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Goya Comandante Marcelino González; la Supervisora Escolar Profesora Betina López; los concejales Valeria Calvi, Mónica Cortinovich, Dario Zapata y Mario Quiroz, Funcionarios Municipales y miembros de instituciones educativas y asociaciones civiles de la ciudad.

 

HIMNO NACIONAL ARGENTINO

 

Con los sones de la Banda Puerto Argentino a cargo del Director de Música, el Suboficial Mayor Segundo Maestro de Banda, Ariel Callejas dieron vida a la Canción Patria, esa que nos reafirma en nuestra identidad.

 

Tras lo cual se procedió a realizar un Minuto de Silencio, en memoria de las personas fallecidas como consecuencia del Coronavirus.

 

INVOCACIÓN RELIGIOSA

 

Para dar lugar a poner en manos de Dios, la vida de los próceres de la revolución de mayo poniendo énfasis en aquellos que en este tiempo vienen luchando y construyendo una Nación pensada en el cuidado colectivo.

 

El Obispo de la Diócesis Monseñor Adolfo Canecin iluminó este momento con la lectura del Evangelio, para reflexionar: “Es tiempo de hacer historia, mirando aquellos hombres y mujeres que sabiendo deponer intereses, sectoriales, personales, marcaron huellas, que llegan hasta nuestros días, y sirve para hacer una memoria agradecida de nuestra historia, nos despierta enorme admiración, no es suficiente esta actitud frente a aquellos hombre y mujeres que buscaron el bien común, se animaron a intentar construir sobre un a roca firme, así lo hicieron llevamos 211 años de aquella gesta patria, han construido bien.

 

“Es tiempo de hacer historia debemos –acto en su reflexión Canecin- repetir nosotros, nos toca a nosotros, tiene que situarnos en el aquí, en el ahora, debemos ser protagonista de este tiempo de hacer historia, rescatar valores, actitudes, y aquellas cosas que le han llevado a construir sobre roca nuestra paria, la argentina, han sabido tener la grandeza del alma, para buscar el mayor de los bienes, el bien común, el bien de todos, integrando a todos, en particular a los pequeños, débiles y frágiles.”

 

En su reflexión el Pastor Disecando, exhorto: “Debemos asumir como estilo, la verdad, la justicia, la honestidad, la solidaridad, el bien común, el bien de todos, sintetizados en dos actitudes la Magnanimidad y la Longanimidad, es la virtud de llevar a realizar empresas a largo plazo, sean entre tantas otras dos virtudes a hacer historia a quienes nos precedieron y nos ayudan hoy a nosotros.”

 

Para finalizar invitó a todos a rezar juntos la Oración de la Patria, “como un pedido de sostenimiento y fortaleza en esta necesidad de construir la Nación.”

 

PROFESORA LAURA ROJAS

 

La docente del Instituto Santa Teresa de Jesús, Laura Rojas reivindicó los valores de los hombres de la revolución de Mayo poniendo en contexto esta situación de Pandemia, invitando a poner la mirada en esa época revolucionaria, para sostener en los párrafos principales de su discurso:” ¿Qué era eso que los inspiraba? ¿De qué ideas se hablaban? ¿Qué sueño rebelde o paradigma expresaba aquello?

 

Los vientos recios de Europa cargaban consigo grandes deseos. El vapor del Desarrollo y su inagotable ambición de llegar lejos y la fuerza indomable de grandes movimientos, que hermanaba a pueblos enteros, tenían como estandarte la libertad y el derecho.

 

Las aguas agitadas del Plata trajeron consigo noticia de España. La tiranía se hacía nuevamente presente bajo sombras extranjeras; el destino de los pueblos se sometía a una encrucijada.

 

Sin trono ni coronas, sin juntas ni representantes ¿Qué sería ahora del destino de los colonos, de la América Española? ¿De quién dependía el futuro de estas tierras lejanas? Estos y muchos otros interrogantes cobraron fuerza en aquellos criollos, protagonistas de lo que luego sería la Revolución de Mayo.”

Más adelante expresó, la docente: “En una sala del Cabildo porteño, un puñado de hombres, criollos y peninsulares; políticos y periodistas; religiosos y comerciantes; realistas y revolucionarios entre intensos debates, hicieron presentes sus ideas. Entre Morenistas y Saavedristas ¿cuál sería la opción más viable? Juzgaría luego la historia los destinos de sus mentores.

 

Finalmente, aquel peculiar auditorio dio a conocer su dictamen. Pasadas tres horas del mediodía, el anuncio oficial llegaría por parte de un vocero, quien revelara a los presentes en la célebre plaza de mayo que allí Un Nuevo Gobierno se había declarado.

 

Para contextualizar en los tiempos que se vive lo siguiente: “Atreverse a iniciar un nuevo camino no siempre resulta fácil. Hacer frente a lo desconocido luchando por algo que no se tiene mucho menos.”

 

“Y es por esto que resulta propicio recordar el hecho de algunos valientes, que, abrazando el principio de libertad, visionaron una Nación y lucharon por la soberanía del suelo patrio.

 

Hoy esta proeza forma parte de las páginas de la Historia de Nuestra Nación y nos invita a reflexionar. Como argentinos, hombres y mujeres libres honremos vivazmente este legado.

 

“La contemporaneidad trajo consigo sus propios desafíos; el presente, sus propios “tiranos”. El invasor hoy no tiene rostro y nos ha obligado a cubrirnos el propio; no comprende de leyes ni de principios, ni de derechos o libertades. No negocia tiempo ni escatima edades. Ha viajado desde lejos. Y al igual que en el 1800 parece habernos tomado por sorpresa. Nos ha quitado lo nuestro.

 

Hoy seamos conscientes, reflexionemos frente a lo vivido, es hora de contemplar las voces de nuestros próceres. Conozcamos nuestro pasado para evitar el error o bien de él levantarnos.

 

Construir y sostener juntos una Nación hermana, libre, con fe y más justa, sea el deseo de todos los aquí convocados. “

 

Por esto y sin más celebremos juntos… y una vez más elevemos el grito sagrado.:” ¡Viva la Patria! “invitación respondida a una sola voz por los presentes.

 

MONICA CORTINOVICH

 

La Concejal Mónica Cortinovich, en su recuerdo de la gesta de mayo, invitó a los presentes a realizar un repaso de la historia, el compromiso de la búsqueda de un sistema de gobierno levantado hace más de 200 años, para rescatar el legado de los hombres y mujeres de la gesta de mayo.

 

Para rescatar sus palabras, la edil, sostuvo: “Ser argentinos, es reconocernos herederos de aquellos hombres que lucharon por sus ideales, que sortearon todas las dificultades para tomar el futuro en sus manos, y nos obliga a ser dignos de ello.”

 

Para trazar un paralelismo entre la historia y la actualidad: “Hoy, nuestro país se debate en otra crisis, en gran medida comparable con aquella que existió en los albores de nuestra nacionalidad. Hay muchas incertidumbres, nada parece claro, nubarrones por delante parecen invitar al desaliento o a la huida.”

 

“El gran pensador español que amaba bien a la Argentina, Ortega y Gasset, dijo una vez una frase, mezcla de reto y aliento: “¡Argentinos, a las cosas, a las cosas!”, en una invitación a asumir nuestras propias responsabilidades. Es un llamado a hacer del mejor modo posible lo que tenemos entre manos. No importa que nuestras tareas sean en apariencia pequeñas, son las que nos tocan, las que nos corresponden, y a través de ellas nos preparamos mejor para las más grandes que puedan sobrevenirnos.”

 

Para animar a todos los argentinos como la estimulación del Filósofo español: “¡Argentinos, a las cosas, a las cosas! Déjense de cuestiones previas personales, de suspicacias, de narcisismos. No presumen ustedes el brinco magnífico que dará este país el día que sus hombres se resuelvan de una vez, bravamente, a abrirse el pecho a las cosas, a ocuparse y preocuparse de ellas, directamente y sin más, en vez de vivir a la defensiva, de tener trabadas y paralizadas sus potencias espirituales, su curiosidad, su perspicacia, su claridad mental, secuestradas por los complejos de lo personal’’

 

“Esta frase se refiere a ser constantes y tenaces, al trabajo en equipo, instaurando una auténtica cultura del esfuerzo, de la cooperación de unos con otros. Todo esto cuesta, exige esfuerzo, cansa, pero aun así vale la pena.”

 

La sociedad argentina, ha perdido el carácter. A muchos les parece fuera de lugar, o extemporáneo, hablar de las virtudes, de las virtudes nacionales, de esas que alguna vez tuvimos y que hicieron que fuéramos una nación grande y fuerte.

 

Para alentar a construir la argentinidad entre todos, Cortinovich, señaló: “Hoy, parece que nadie quiere oír hablar de cosas tan necesarias como son la capacidad para el sacrificio, para el trabajo constante, sostenido y responsable, cosas que aquí y en cualquier lugar del mundo, en nuestra época y en siglos pasados también, fueron el secreto para lograr el éxito personal y social.”

 

“Argentinos, el mundo cambia, sin dudas; pero los principios y valores tienen vigencia eterna.”

 

Paras revalorizar la acción transformadora de los hombres de esa época: “Hoy, contemplando con la objetividad que nos da la distancia en el tiempo, con más de un dolor y con más de una frustración de nuestra Patria, la lucha de aquel puñado de criollos se agiganta contra el horizonte; y cobra una actualidad palpable, tangible, que con su brazo fuerte y desde el fondo de la Historia nos invita una vez más a abocarnos a la construcción de la Patria grande, la soñada por Belgrano, San Martín, Sarmiento, Moreno…”

 

Haciendo la invitación para rescatar estos valores como ejemplo de la vida cotidiana: “Rescatemos el ejemplo valiente, los viejos temas del honor, del amor, de la verdad, de la compasión, de la capacidad para el sacrificio y de la búsqueda de ideales.

 

Han transcurrido más de 2 siglos de aquel primer Gobierno Patrio y todavía escuchamos decir que somos una nación joven que intenta constituirse a sí misma.”

 

“Lejos estamos de haber alcanzado la madurez necesaria –prosiguió la concejal en su alocución-. para ser el modelo de nación que anhelamos, todos somos responsables y protagonistas del presente y futuro del país. La historia no la hacen solamente los próceres, sino también las personas comunes, como cada uno de nosotros.”

 

Para finalizar con la invitación a trabajar todos juntos: “No será con palabras grandilocuentes, ni con falsas promesas de epopeyas grandiosas, como podremos reconstruir nuestra Patria. Será con trabajo, con estudio y sacrificio cotidiano.”

 

PASO DE HONOR

 

Con un Pasaje de Honor a cargo de la Banda Puerto Argentino del Batallón de Ingenieros de Montes XII, con el despliegue y un repertorio de marchas y música popular se dio por finalizado el acto en el cual la ciudad Honro un nuevo aniversario de la Constitución del Primer Gobierno Patrio.

 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios