Supermax Supermercados
Uno de los temas que pusieron el matrimonio Rubín como gestión, tanto de Carlos primero, como de Alicia ahora, fue la implementación del PLAMARES en Curuzú Cuatía; un plan de reciclado de basura, histórico en Corrientes. Parece que “la basura tapó el bosque”.
Las fotos son más que elocuentes, el basural a cielo abierto que tiene Curuzú Cuatiá no deja mentir. Pero incluso los responsables del PLAMARES, reconocen que “se recoge alrededor de 10 toneladas de basura por día y solo se puede procesar entre tres y cuatro”. “El problema es la capacidad operativa”, aseguran desde Curuzú, “y el poco personal con el que se cuenta, además de que las máquinas están obsoletas”, sostienen a Corrientes al Día, personal de la planta, así como encargados que prefieren no darse a conocer. Lo cierto es que en los dos turnos en que se trabaja en el “galpón”, el procesamiento de la basura que llega en los camiones es lento, dificultoso y habitualmente, solo se consigue “separar para reciclar” una pequeña parte de lo que llega por día. El resto se va acumulando afuera, para posteriormente ir ingresándolo a la planta de reciclado, pero es allí donde radica el problema. Afuera suele quedar más de la mitad de lo que se junta por día, a pesar de que hay veces en que todo va al “relleno sanitario”, por ser inorgánico no reciclable”. Lo orgánico reciclable es lo que menos problema tiene, dicen, porque eso hace de compost que después se procesa y se entrega a los vecinos, pero lo reciclable inorgánico, que debe ser seleccionado, separado y acomodado para ser vendido, queda afuera, generando montañas de basura en los alrededores.
¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Comentarios

     

    Renovar el 60% de las ambulancias en solo un año es ir para adelante.Municipalidad de Paso de la Patria
    En Corrientes las jubilaciones provinciales duplican a las nacionales. Es es ir para adelante.
     
    Diorama - Revista de Cultura