Supermax Supermercados
La tecnología informática y el correo electrónico redujeron enormemente la tarea de los correos tradicionales, que quedaron acotados al envío de paquetes, el transporte de ciertas mercaderías y el envío de facturas de tarjetas de crédito o servicios y documentación legal, como los telegramas y las cartas documento. Al mismo tiempo, la competencia creció con el arribo al mercado una importante cantidad de empresas de “couriers”, sostiene un informe realizado por www.eliminandovariables.com y www.plazademayo.com.
[FRASEDESTACADA1]

Eso significó que la disminución de los recursos humanos, sea el denominador común del sector postal argentino y por ello, la mayoría de estas compañías se adaptó a los nuevos tiempos.

 

Sin embargo, en Correo Argentino, otro reducto de la ultrakirchnerista organización militante de La Cámpora, esa lógica no se dio, a pesar de haber sido estatizada pero manteniendo la denominación de una sociedad anónima.

 

Como todo organismo de esta “década ganada”, el Correo Argentino no es la excepción a la regla oficial “K” y no solo pasó de 9 mil empleados a 17 mil, sino que los negocios personales y los absurdos que malversan fondos, están a la orden del día.

 

UN VIEJO CONOCIDO DE CORRIENTES

Según los colegas de www.eliminandovariables.com y www.plazademayo.com, este jueves  6, en el programa de radio de Jorge Lanata indicaron que, “el gran negocio actual interno del Correo Argentino son las denominadas “finisheras”.

 

El “finishing” es el proceso de impresión, ensobrado/empaquetado y distribución de resumen de tarjetas de crédito, impuestos, planes de automóviles, antenas de TV Digital, Notebooks del programa Conectar Igualdad, planes de seguridad social, documentos y pasaportes, entre otros.

 

Ese proceso tampoco lo hace el personal contratado por el Correo Argentino sino que está tercerizado. Existe el finishing “manual” y “automatizado”, pero el más utilizado es el manual, por lo que trabajadores imprimen y ensobran para luego ser distribuidos a los denominados Centros de Distribución Domiciliarios.

 

Y a cargo de esta distribución está un viejo conocido de los correntinos que monopoliza el transporte urbano de pasajeros de la capital correntina, además de otras ciudades del país y “alquila” al municipio capitalino, los camiones para la recolección de los residuos domiciliarios.

 

Esa tercerizadora es ERSA Urbano SA, perteneciente al grupo de empresas de Juan Carlos “Mono” Romero, quien de hecho, reemplazó desde el 2012, a la empresa del Grupo Macri “Logística de Avanzada”, quedándose prácticamente con la mayoría de la distribución del correo oficial en la Argentina.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Diorama - Revista de Cultura