Supermax Supermercados
Corrientes viene ya desde el 2015, recibiendo gran cantidad de agua en todo el territorio provincial a causa de lo que se conoce como fenómeno “El Niño”, mientras que en el kichnerismo residual, el “fenómeno del niño que nunca fue de oro”, es lo único que atrae reuniones, cónclaves, cumbres y otras yerbas.
[FRASEDESTACADA1]

Ocurre que el compañero Surubí, embretado entre saltar el cerco hacia el peronismo o quedarse con el kirchnerismo residual del senador velerista y los camporistas en retroceso, se muestra mucho más preocupado por encontrar la unidad, pegada con “la gotita”, que interiorizarse de la grave situación que están atravesando, no solo los gauchos del interior de su poblado, sino de toda la provincia.

 

Por otra parte, el querido Profe, tiene encima toda la responsabilidad de una fiesta pesquera que está a punto de naufragar por las grandes lluvias y las graves inundaciones, pero sigue derrochando dineros públicos y optimismo; más lo primero que lo segundo, promocionando una ciudad a punto de hundirse literalmente, con las calles asfaltadas en pésimas condiciones y la periferia ahogada entre el agua y el barro.

 

Eso sí, el fraude de la cumbre de intendentes para lanzar la candidatura a gobernador para el 2017 del senador velerista no pudo esperar a que por lo menos bajaran las aguas o amainaran las lluvias y terminó pero de lo que comenzó, ahogados en su propia interna, justificándose echando la culpa al otro, como corresponde al relato de los últimos doce años del kirchnerato.

 

Mientras tanto, con los oídos tapados todavía por los votos que derrotaron al kirchnerismo y que no pueden terminar de entender, tanto el senador como el profe y otros relatores especializados, siguen tratando de imponer en la agenda de la gente el tema de la prórroga de mandato del gobernador, quien ya dijo que eso no existía.

 

Es así que sin capacidad de reaccionar, metidos en sus problemas internos hasta el caracú y ciegos a la realidad que golpea la provincia, el kirchnerismo, justicialismo, camporismo, cristinismo o como pretendan llamarse quienes dicen ser los herederos del relato de la década, que más que ganada a esta altura ya es encarcelada; se mueven en sus peceras, usando el último atisbo de oxígeno que les queda, convenciéndose de que las cosas ya van a mejorar.

 

Pero el 2017 todavía está lejos y el oxígeno político de toda esta hermandad imputada, procesada, o a punto de ser expulsada, como es el caso del hombre de la Perla del Paraná, se acaba más rápido. “Respiren poco y lento” fue la orden, pero al parecer hasta ahora, nadie hizo caso.

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios

     

    Vamos Para Adelante
    Aguas de Corrientes... Desde ahora podes Imprimí tu factura desde tu computadora
    Siempre respeta las señales viales
    Diorama - Revista de Cultura