Supermax Supermercados

Los controles realizados por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) determinaron que en el Noreste argentino se incrementaron los controles en un 108 % respecto al 2018.

[FRASEDESTACADA1]

Los resultados que reflejó el Operativo Verano 2019 fueron contundentes y permiten obtener datos específicos sobre cada región para seguir promoviendo las políticas públicas adecuadas en pos de la seguridad del ciudadano y el conductor. Para ello, a través de las 20 delegaciones y 9 subdelegaciones de la CNRT y sus puntos de control estratégicos, que funcionan las 24 horas, se fiscalizan las rutas, terminales, peajes y puestos fronterizos del territorio nacional durante todo el año.

 

La CNRT dispone las regiones según sus puntos de control de manera estratégica. Corrientes, Paso de los Libres, Chaco, Misiones, Puerto Iguazú  conforman el NEA. Allí, desde el 20 de diciembre de 2018 al 10 de marzo, se fiscalizaron 44.520 vehículos, logrando superar en un 108% los controles realizados en el operativo de 2018. Un punto vital para lograr este aumento fue la implementación de nuevas tecnologías en las fiscalizaciones, que permitieron reducir los tiempos y así poder realizar mayor número de controles.

 

Del informe se desprende que de los vehículos fiscalizados, 1676 fueron infraccionados y 234 retenidos. Por otra parte, se relevaron 13 vehículos que circulaban sin habilitaciones (clandestinos) y 3 no tenían su permiso adecuado (violación a la modalidad). Aquí hay que resaltar la estrategia y el valor de los operativos cerrojos, que mejoraron la cantidad de fiscalizaciones. Por ejemplo, en Paso de los Libres se realizaron 11.085 controles, 8.114 más que en 2018, donde se relevaron 2.971 vehículos.

 

“Gracias a la implementación de nuestro sistema de Fiscalización Inteligente Simple, a partir de 2018 nuestros fiscalizadores realizan los controles mediante un dispositivo electrónico. Al día de hoy seguimos perfeccionando el funcionamiento de la aplicación de acuerdo a las necesidades que ellos detectan y los resultados nos indican un gran crecimiento. Mejoramos la calidad y aumentamos de manera exponencial el promedio de controles”, resaltó Pablo Castano, director ejecutivo de la CNRT.

 

Las Unidades de Control Psicofísico (UCP) de la región determinaron que de los 664 choferes controlados, 21 fueron deshabilitados. Estos centros realizan estudios psicofísicos a los conductores antes de que tome el servicio para establecer que se encuentran dentro de los parámetros requeridos para llevar adelante su tarea profesional. Esto optimiza las condiciones exigidas para su circulación, lo cual impacta en la mejora de su calidad de vida, de la productividad y por sobre todo en las condiciones de mayor seguridad de los pasajeros transportados.

 

En cuanto a los test de alcoholemia: de los 12.111 realizados, 17 resultaron positivos y permitieron suspender en el momento a esos choferes que circulaban en infracción poniendo en riesgo su vida y la de los demás ciudadanos. Es importante destacar que una vez suspendida la licencia habilitante, el conductor tiene que esperar 90 días para volver a trabajar, y las empresas deben afrontar multas de 30.000 boletos mínimos. Además, el implicado tiene que presentarse a una junta médica donde se evaluará su aptitud para la conducción profesional.

 

 

 

¿Que opinás ?
Registrando voto...
    Ud. ya ha opinado el artículo
    Comparta con amigos
    Publicite con Corrientes al Día
    Comentarios